Aseguran que se “dieron cuenta” cuando la niña tenía dos años: demandan a clínica de fertilidad luego de tener una hija de “raza diferente”

"Queremos descubrir quién es el padre biológico”, aseguró la pareja.

Por Camilo Henríquez

Kristina Koedderich y Drew Wasilewski querían ser padres pero tenían problemas para concebir, por lo que recurrieron a una clínica de fertilización in vitro.

Llegaron al Instituto de Medicina y Ciencia Reproductiva de St. Barnabas en Nueva Jersey y el año 2013 finalmente cumplieron su sueño.

Todo estuvo bien hasta los 2 años, cuando los papás se dieron cuenta de que su hija se parecía poco a ellos.

“Ambos son caucásicos y (la niña) comenzó a desarrollar rasgos asiáticos”, dijo David Mazie, el abogado de los demandantes, indica ABC News.

La pareja, que ahora esta divorciada, se dio cuenta de que la menor “no era de ellos” y para comprobar sus “sospechas” se realizaron pruebas de ADN.

El resultado fue devastador para ambos, ya que la niña era hija de Kristina, pero Drew no era su padre biológico.

“Fue difícil. Quieres tener un hijo, no puedes, y finalmente eres capaz de… fue muy confuso”, le dijo Wasilewski a CBS News.

La pareja está demandando a la clínica, buscan recibir una compensación económica y además quieren saber quién es el padre biológico de la niña.

Una corte de Nueva Jersey ya ordenó al “Instituto” que entregue toda la información sobre “donantes de esperma” asiáticos de dicha fecha y la clínica tiene 30 días para responder a la demanda.

“El problema que tenemos aquí es qué pasó con el esperma de Drew”, apuntó el abogado, ya que creen que con ese semen se puede haber fecundado a otra mujer e incluso Wasilewski aseguró que si “tenía otros hijos” quería que ellos supieran que él era su padre.

"Todavía es su hija. La aman”, agregó el abogado.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo