Quedó “paralizado” luego de que fuera chocado por un conductor ebrio y cuando despertó le dijeron que sus tres pequeñas hijas habían muerto

La familia compartió la historia para concienciar sobre las consecuencias de conducir bajo los efectos del alcohol.

Por Camilo Henríquez

El segundo fin de semana de agosto cambió para siempre la vida de Somchai Lurak, un joven de 26 años que trabajaba como gerente de un restaurante en Idaho.

Somchai viajaba en su auto junto a su prometida Emma Weigand y sus hijas Aneena, Kya, y Drayka, de 6, 5 y 3 años, y regresaba a su casa tras haber visitado a su hermana, indica The Sun.

Un conductor ebrio los chocó por detrás a casi 130 km/h cuando esperaban en una luz roja.

El joven "se rompió el cuello" y lamentablemente sus tres hijas no lograron sobrevivir, mientras su novia sufrió varias fracturas.

“Tuvimos que esperar hasta que estuviera menos sedado para decirle que sus hermosas hijas estaban muertas”, dijo su hermano Anthony Smock, que le dio la terrible noticia junto a Amanda, su otra hermana.

La familia decidió compartir la historia para concienciar sobre las consecuencias de conducir bajo los efectos del alcohol.

“Un acto de indiferencia ante los demás puede afectar la vida de un extraño y la tuya para siempre”, señalaron.

Anthony contó que su hermano “estaba devastado” y que trata de hacer lo mejor que puede para superar este momento, aún cuando los doctores creen que es difícil que vuelva a caminar.

“Siente pero no tiene movimiento. Es un milagro que todavía lo tengamos con nosotros, y su recuperación será muy larga”, agregó.

En GoFundMe la familia inició una campaña que busca recolectar 100 mil dólares para todos los gastos y hasta la fecha suman más de US$ 55 mil.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo