Fue elegido la figura del partido y recibió el premio más extraño de la historia: un fusil de asalto AK-47

Cosas que solamente podrían pasar en Rusia.

Por Christian Monzón

Entregarle un premio al jugador de un partido es una práctica normal en el deporte. Tanto en el fútbol, como en otras actividades de equipos, se le da un reconocimiento al que fue el mejor de la cancha.

Sin embargo en Rusia se fueron al extremo. En un partido de hockey sobre hielo, en donde el Izhstal Izhevsk venció 3-2 al Chelmet, el portero Saveli Kononov recibió un curioso obsequio por su gran juego.

Según informa el Daily Mail, el golero tuvo como regalo un fusil de asalto AK-47, posando feliz con el arma en un registro compartido por su propio equipo.

Cabe mencionar eso sí que el premio fue más que merecido, ya que el portero logró detener 36 tiros, siendo factor clave para el triunfo de su elenco.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo