Los "amantes de Módena" eran dos hombres: revelan la verdad tras icónica postal de dos esqueletos enterrados juntos y tomados de la mano

Es considerada una de las imágenes ideales para graficar el amor eterno.

Por Christian Monzón

Los "amantes de Módena", dos esqueletos enterrados hace 1.600 años atrás, los cuales están tomados de la mano y en la que uno de ellos mira al otro, es una de las postales ideales para graficar el amor eterno.

El 2009 fueron descubiertos durante unas excavaciones en la necrópolis de la mencionada ciudad italiana y desde ese momentos que existe el misterio de qué pasó con ellos y por qué están juntos.

Por lo mismo un grupo de científicos de la Universidad de Bolonia realizó una serie de pericias a los esqueletos, llegando a una conclusión: ambos eran hombres.

Según el trabajo publicado en la revista Scientific Reports, los expertos analizaron los péptidos de los esmaltes dentales de los esqueletos, lo que les permitió llegar a la citada conclusión.

"Pudimos extraer proteínas del esmalte dental de ambos individuos y clasificarlas con fiabilidad como pertenecientes a hombres. Los resultados se compararon con 14 muestras modernas y de control arqueológico, lo que confirma la fiabilidad del método de cromatograma iónico para la determinación del sexo", sostuvieron

Uno de los autores del estudio, Federico Luigi, señaló al respecto que "hace dos años, unos investigadores ingleses descubrieron que una proteína presente en el esmalte de los dientes permitía identificar el sexo del fallecido. Lo intentamos con los amantes, y funcionó".

¿Eran pareja?

Una de las dudas que siempre ha existido sobre los "amantes de Módena", es si estaban en una relación considerando que están tomados de la mano.

Sobre esto, Luigi explicó que "no podemos decir que tuvieran una relación romántica, porque sabemos que en Italia, en la Antigüedad tardía, ser homosexual era un crimen y nadie, en su sano juicio, hubiese mostrado este tipo de relación aunque fuese en una tumba".

Por último, manifestó por qué analizaron los esqueletos para determinar cuál era su sexo. "¿Por qué no lo hemos dejado estar? No es un entierro usual. Existen muy, muy pocos. Es extraordinario, y mucho más interesante descubrir que son dos hombres. Nos permite indagar en las ideologías de nuestros antepasados y sobre todo, desde un punto de vista social, descubrir cómo se contempla esto ahora", concluyó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo