Soñó que se había tragado su anillo de compromiso y cuando despertó se dio cuenta que no estaba en su dedo

Podría haber soñado con un millón de dólares.

Por Camilo Henríquez

Una mujer de 29 años vivió una insólita situación luego de que un mal sueño se volviera realidad y se transformara casi en una pesadilla.

Jenna Evans soñó que iba en un tren de alta velocidad con su prometido cuando un grupo de jóvenes de acercó a ellos con “malas intenciones”.

La joven contó que en el sueño pensó que les podían robar y que por ello decidió tragarse su anillo de compromiso, para “evitar" que se lo llevaran.

Cuando despertó en la mañana suspiró al darse cuenta de que todo había sido un mal sueño. Bueno… no todo había sido un mal sueño.

Al mirarse la mano, se dio cuenta de que el anillo no estaba, lo buscó en la cama y nunca lo encontró, por lo que tuvo que darle la mala noticia a su prometido, señala NBC News.

Jenna tiene un historial de sonambulismo, por lo que de inmediato supo que la parte de tragarse el anillo al tomarlo con un vaso de agua era real.

La pareja terminó en un hospital y una radiografía demostró que el anillo estaba en su estómago, por lo que los médicos decidieron realizar una endoscopia y finalmente lograron extraer el anillo.

“Esperé mucho tiempo ese maldito anillo de compromiso y me casaré con Bobby Howell”, dijo la joven, que además le prometió a su novio que no se lo volvería a tragar.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo