El caso de la enana psicópata que se hacía pasar por niña sigue dando que hablar: sale a la luz informe médico que asegura que “ella admitió que tenía más de 18”

La carta del médico Andrew McLaren explicaría todo.

Por Nathaly Lepe

Kristine Barnett aseguraba que ella y su familia habían sido estafados por una agencia de adopción y que la niña que debían cuidar en realidad era una mujer que sufría trastornos siquiátricos y que más de alguna vez intentó asesinarlos.

Lo que podría ser el resumen de la película "La Huérfana" en realidad era la vida de una mujer acusada por la justicia de abandono infantil, luego que Barnett su ex esposo y sus tres hijos se mudaran a Canadá dejando a Natalia Grace en Inidiana, Estados Unidos.

La historia y todos sus extraños detalles han impactado al mundo, pero ahora, quien podría aclarar todo lo sucedido por fin decidió hablar y contar que pasó en realidad en esta historia que parece más de ficción.

La carta médica

En la defensa de Bartnett, la mujer había insistido que un médico había cambiado la fecha de nacimiento de Natalia Grace y por lo tanto la edad que decía tener la menor. La "menor" finalmente quedó con su nacimiento en 1989 y no en 2003 como decía el documento hasta ese entonces.

Y para ratificar su versión, la familia hizo pública la carta del doctor Andrew McLaren, de la clínica Indiana University Health, en la que detalla este cambio. Cabe mencionar que el texto está fechado el 24 de octubre de 2016.

“Estoy escribiendo en nombre del señor Barnett y en referencia a su hija adoptiva ***** Barnett. Los conozco a ambos, al señor Barnett y a su ex esposa, Kristine Barnett, muy bien. Yo atendí por primera vez a ***** Barnett [Natalia Grace] el 24 de mayo de 2010, y ejercí como su médico de cabecera hasta 2012. Ella había sido adoptada o acogida previamente por, al menos, otras dos familias fuera del estado. El certificado que entregaron a los Barnett indicaba como fecha de nacimiento el 9 de abril de 2003. Esta fecha es claramente inexacta”.

“Desafortunadamente, determinar la edad concreta ha sido difícil. Los informes facilitados por los oficiales de su país nativo, en Ucrania, están muy incompletos. Además, como ella padece displasia espondiloepifisaria, un tipo de enanismo, los métodos convencionales para determinar su edad no son aplicables. Ella fue atendida por un ortopedista y un endocrino. Ninguno de los especialistas pudo ayudar a proporcionar una edad exacta”.

informe Barnett Reproducción
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo