Los macabros detalles del caso de la mujer que le dejó a su vecina una caja con la cabeza de su pareja: la coció para que no “saliera” olor

También la envolvió en papel de aluminio.

Por Camilo Henríquez

Poco a poco se van conociendo detalles del macabro crimen en el que una mujer de Castro Urdiales, Cantabria, le dejó una caja de cartón a su vecina con la cabeza de su pareja.

Ayer, la vecina abrió la caja por el fuerte olor que salía de ella y quedó en estado de shock tras hacer el descubrimiento, por lo que tuvo que hacer atendida en un hospital cercano.

Tras la detención de la mujer, la policía la identificó como Carmen, y según datos de la investigación cuando le entregó la caja a su vecina le dijo que contenía “juguetes sexuales” de Jesús, su pareja -la que supuestamente había desaparecido-, y le pidió que se los guardara porque la Guardia Civil le haría una visita y no quería que se llevaran una “mala impresión”, señala Antena 3.

Antes de pasarle el paquete, Carmen “coció la cabeza” para que esta no “desprendiera olor” y luego la envolvió en papel de aluminio antes de meterla en la caja.

Al ser interrogada por la policía, Carmen aseguró que su pareja había desaparecido en abril y que durante un buen tiempo no supo nada de él hasta que la cabeza "apareció" afuera de su departamento en el felpudo, apunta El Confidencial.

Les dijo a los uniformados que ella pensó que esto podía ser un “ajuste de cuentas” y que luego sería “su turno”, y por eso se quedó callada y no dio aviso a las autoridades.

Finalmente, afirmó que se había quedado con la cabeza porque "era el único recuerdo que tenía de él”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo