¿Evolucionamos de las ranas?: estudio asegura que bebés tienen músculos de reptil en las manos y los pierden antes de nacer

Algunos todavía se arrastran, como nuestros antepasados los reptiles.

Por Nathaly Lepe

Una de las teorías que existen sobre el origen de los humanos, nos sitúa saliendo del agua y teniendo a los reptiles -y no a los mamíferos- como antepasados. Una idea que podría tener sustento en el trabajo de un grupo de investigadores de la Universidad de Howrad, en Estados Unidos, quienes determinaron que los humanos  tenemos músculos de reptil en nuestras manos, los que perdemos antes de nacer.

 

El equipo de trabajo, dirigidos por el biólogo Rui Diogo, publicó los resultados de la investigación en la revista Development, donde prueban que los embriones humanos son más complejos y más evolucionados de lo que se creía en nuestra época prenatal.

"Proporcionamos el primer análisis ontogenético detallado de los músculos de las extremidades humanas utilizando inmunotinción de montaje completo. Comparamos nuestras observaciones con los pocos estudios anteriores que se han centrado en el desarrollo de estos músculos y con los datos disponibles sobre la evolución, variaciones y patologías de las extremidades", dice el informe.

Y eso qué significa

"Nuestro estudio confirma la presencia transitoria de varios músculos atávicos, presentes en nuestros antepasados ​​pero normalmente ausentes del humano adulto, durante el desarrollo humano embrionario normal, y revela la existencia de otros no descritos previamente en embriones humanos", agrega el estudio.

"Estos músculos atávicos se encuentran como variaciones raras en la población adulta y como anomalías en las malformaciones congénitas humanas, lo que refuerza la idea de que tales variaciones / anomalías pueden estar relacionadas con el desarrollo retrasado o detenido. Además, mostramos que existe una notable diferencia en el orden de desarrollo de la apariencia muscular en las extremidades superiores versus inferiores, lo que refuerza la idea de que se puede derivar la similitud entre varios músculos distales de las extremidades inferiores versus superiores de los adultos de tetrápodos", detalla.

Pero todo eso que quiere decir, que al igual que en muchas otras especies, los embriones desarrollan estos músculos similares a los de los reptiles que sorprendentemente desaparicieron en nuestros antepasados hace 250 millones de años, durante la transición de reptiles a mamíferos.

 

El estudio confirma permite confirmar lo que hasta ahora era solo una teoría. "Teníamos una mejor comprensión del desarrollo temprano de peces, ranas, pollos y ratones que en nuestra propia especie, pero estas nuevas técnicas nos permiten ver el desarrollo humano con mucho mayor detalle. Es fascinante que hayamos podido observar varios músculos que nunca se han descrito en el desarrollo prenatal humano, y que algunos de ellos se observaran incluso en fetos de 11,5 semanas de edad, lo que es sorprendentemente tarde para los atavismos del desarrollo", dijo el líder del estudio.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo