Mató a un desconocido sólo porque lo miró mientras esperaban en una luz roja y luego se jactó del crimen

El imputado dijo que no se acordaba de haber disparado.

Por Camilo Henríquez

Algo tan común como detenerse en un semáforo en rojo le terminó costando la vida a un hombre en Phoenix luego de recibir un disparo de parte de un sujeto que se “estacionó” a su lado.

Los hechos ocurrieron el pasado 1 de marzo pasadas las 3 de la madrugada cuando Alex W. Mixon iba en su camioneta y tuvo que parar en una intersección.

Luego de ponerse en marcha, Mixon “perdió” el control del vehículo, se estrelló con un poste y luego derribó una muralla.

El joven de 26 años fue encontrado grave y ensangrentado por la policía y los servicios de urgencia, fue llevado de urgencia a un hospital, pero murió a las pocas horas.

En un principio el hecho se investigó como un accidente, pero la autopsia realizada un día después mostró que Mixon había recibido un disparo y que su muerte era un homicidio, señala USA Today.

Los uniformados comenzaron a reconstruir los últimos minutos de vida del hombre y pronto surgió el nombre de Nicolas Elliott.

El sujeto de 30 años había estado hablando demás, y una fuente anónima reveló que lo había escuchado jactarse de dispararle a un desconocido en un semáforo en rojo solamente porque lo había mirado.

Los agentes también lograron dar con algunos testigos, los que confirmaron dicha versión, señalando que Mixon “sólo lo miró” y que eso había enfurecido a Elliott, el que sacó el arma y le disparó cuando ambos iniciaban la marcha.

Luego de ser detenido hace unos días, Elliott reconoció haber “discutido” con un hombre en el semáforo, pero afirmó que no recordaba haberle disparado.

El próximo 3 de octubre el sujeto deberá comparecer ante un juez y por el momento se encuentra detenido con una fianza de un millón de dólares.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo