Oso marino ártico aumenta su población tras llegar a un singular hábitat: una pequeña isla en la cima de un volcán submarino

Los biólogos calcularon que había unas 28.000 crías en la isla en 2015, mientras que la estimación de 2019 será de más de 36.000 crías.

Por AP

La población de oso marino ártico ha caído en su hábitat principal, las Islas Pribilof, pero está prosperando en un lugar improbable.

El número de estos mamíferos marinos sigue creciendo en la Isla Bogoslof, una diminuta isla en la cima de un volcán submarino activo en las Islas Aleutianas.

Hace dos años, el volcán expulsó ceniza y afectó a una ruta de tráfico aéreo. Las fisuras volcánicas en la isla siguen expulsando lodo caliente, vapor y gases sulfurosos.

Hermosas y devastadoras imágenes: cámara montada sobre águila revela las impactantes consecuencias en los glaciares por culpa del calentamiento global

Los organizadores esperan que el espectacular punto de vista del águila ayude a que el mundo se sacuda la apatía sobre el cambio climático y trabaje en acciones más rápidas para combatir sus efectos.

Los osos marinos árticos paren y cuidan a sus crías en la playa de la pequeña isla, que tiene el tamaño aproximado de un tercio del Central Park de la ciudad de Nueva York.

Los biólogos calcularon que había unas 28.000 crías en la isla en 2015, mientras que la estimación de 2019 será de más de 36.000 crías, indicó Tom Gelatt, de la Administración Oceánica y Atmosférica Nacional de Estados Unidos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo