Se ahorcó en el baño de su casa el mismo día de su ceremonia de graduación: no le había contado a sus padres que había reprobado

“Nunca pareció deprimido”, dijo su padre.

Por Camilo Henríquez

Eran las 7 de la mañana del 23 de julio pasado cuando los padres de Nicholas Turner se estaban preparando con sus mejores ropas para asistir a la ceremonia de graduación de su hijo.

Sin embargo, minutos después todo se vino abajo luego de un aviso de unas personas que pasaban por fuera de la casa que vieron el cuerpo del joven de 23 años colgando en el baño del segundo piso, indica Kent Live.

Ninguno de los esfuerzos de sus padres y los servicios de urgencia fue suficiente y Nicholas perdió la vida.

Una investigación realizada por el tribunal forense de Maidstone, que se dio a conocer el martes pasado, señala que el día anterior Nicholas preparó la cena para sus padres y su hermana Matilda, y que se comportó como lo hacía todos los días.

“No dio ninguna advertencia”, dijo su padre Geoffrey.

En el relato de los hechos, también se conoció que Nicholas había reprobado su último semestre en la Universidad de Southampton y que no iba a recibir su título de Ingeniería Mecánica.

La familia no tenía idea de que el joven no se iba a graduar y según su padre en sus estudios “siempre lo había hecho bien, o parecía haberlo hecho bien”.

Los resultados de la autopsia mostraron que el joven no tenía rastros de “drogas o alcohol” en su organismo y finalmente el forense determinó que la muerte fue un suicidio.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo