La verdadera historia de "Wrinkles": el tenebroso payaso que se hizo viral y que los padres contrataban para asustar a sus hijos

Yo lo contrataría.

Por Nathaly Lepe

Hace al menos seis años atrás, la imagen de un tenebroso payaso captada por una cámara de seguridad, peor que It paseando de madrugada por las calles asustó a los habitantes de Sarasota en Florida, y elevó a la extraña figura de cara blanca al nivel de una leyenda urbana.

Un año más tarde, las redes sociales estaban inundadas de comentarios que hacían crecer el mito de Wrinkles y las teorías acerca de quien era y por qué aparecía por las calles de la ciudad a media noche empezaron a crecer

Incluso la publicación en Youtube de "HvUseen Wrinkles", la primera en mostrar al payaso, superó  las 90 mil reproducciones, lo que después de unos años derivó en un documental sobre el extraño payaso.

Asustar niños es su trabajo

El espantoso Wrinkles vestía un traje de lunares rojos y blancos con guantes negros y una mascara blanca con agujeros para los ojos negros, los que contrastan con su cabello blanco.

Para nada tiene el aspecto de un payaso que uno contrataría para una fiesta infantil, pero según la leyenda habitualmente visitaba las fiestas contratados por los padres para que asustara a los niños y amenazarlos.

Y aunque todo suena como la trama de una película Wrinkles es real y contó al medio The Washington Post quien es y porqué lo hace.

Según la entrevista, ha decidido mantener su identidad en secreto y sólo confirmó que se trata de un veterano divorciado que desde Rhode Island que se mudó a Florida después de retirarse.

Sobre el persona, el hombre reconoció que tras su retiro decidió elegir al espeluznante personaje y se mandó a hacer tarjetas de presentación para ofrecer sus servicios. Semanas después recibió varios llamados para asustar niños.

“Tenía miedo de los payasos y me presenté frente a él en la parada de autobús y él comenzó a llorar frente a sus amigos y corrió a su casa", recuerda sobre uno de sus trabajos en el que una madre le pidió asustar a su hijo preadolescente de 12 años.

"Su madre volvió a llamar unos días más tarde y dijo ¡Gracias! ", recordó. 

Sin embargo, el hombre tras el personaje sostiene que su motivación no es matar del susto a nadie sino que sólo decidió que esa es la forma en la que quiere disfrutar su jubilación.

“Solo quiero divertirme y pasar un buen rato, ganar un poco de dinero extra, ¿sabes? Divertirme un poco antes de morir".

.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo