Dice que tiene 123 años: monje indio revela que el secreto de su longevidad es no tener sexo

Creo que no cumpliré tantos años.

Por Nathaly Lepe

La historia comenzó de la siguiente manera, el 2016 el  monje Swami Sivananda viajaba de Calcuta a Londres a bordo de un avión de Ethihad Airways y tenía una escala en Dubai. En ese lugar el hombre debió entregar su pasaporte, lo que desató la locura y fascinación de todos ya que según el documento el hombre tenía 123 años y no se le notaban en absoluto.

La fecha que marcaba como nacimiento era el 8 de agosto de 1896 en Behala, en la India y según relató tras su repentino salto a la fama, perdió a sus padres antes de cumplir los seis años.

En ese momento Swami fue dado en adopción a un gurú espiritual hindú, a quien acompañó por toda la india antes de establecerse finalmente en Varanasi.

Pero más que su historia personal, lo que sorprendió del monje fue la edad que el documento de identidad señalaba.

El secreto

Tanto revuelo provocó que su caso saltó a la fama y el monje visitó varios programas de televisión dando a conocer su secreto para vivir tantos años.

“He mantenido una vida simple y disciplinada. Como cosas muy sencillas. Sólo comida hervida, sin aceite ni especias, arroz y guiso de lentejas con un par de chiles verdes”, contó hace un tiempo.

En la misma línea reveló que duerme en el suelo y evita tomar leche o frutas "porque creo que son alimentos extravagantes. En mi infancia dormí muchos días con el estómago vacío”.

Pero lo que más llama la atención es que atribuye su edad al celibato, o sea, nada de sexo, al yoga y a la disciplina.

Swami saltó una vez más a los titulares porque pese a la edad que aparece en su registro, el Libro  Guiness de los Records no ha querido confirmar su condición del hombre más viejo del mundo, debido a la falta de pruebas que existen para ello.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo