"Un perdigón le perforó el ojo!": la potente intervención que dejó sangrando al Cristo de la U. Católica para recordar a las víctimas como Gustavo Gatica

Como duele ver este tipo de manifestaciones.

Por Nathaly Lepe

El pasado 18 de noviembre el Ministerio de Salud contabilizaba 194 víctimas de traumas oculares, 12 de ellas con pérdida de visión. El día de ayer, la Clínica Santa María confirmó finalmente que Gustavo Gatica, estudiante de psicología de 21 años, perdió la visión de los dos ojos tras el ataque con perdigones que recibió el pasado 8 de noviembre en Plaza de la Dignidad.

Por eso, la intervención de Delight Lab realizada la noche del lunes cobró más sentido que nunca y dio que hablar en las redes sociales.

El equipo, que ha intervenido varios edificios de Santiago con representaciones lumínicas de las víctimas fatales tras el estallido social, o frases que dan cuenta de la contingencia en el país, esta vez iluminó el Cristo ubicado sobre la Casa Central de la Universidad Católica, en plena Alameda.

Clínica Santa María emitió diagnóstico final: Gustavo Gatica quedó sin visión

El estudiante de 21 años mantendrá controles ambulatorios, que incluyen terapia kinesiológica, ocupacional, apoyo psicológico y psiquiátrico. Además, será controlado durante las próximas semanas por un equipo multidisciplinario

"Arte en medio del caos"

La intervención mostró a la figura de Cristo con uno de sus ojos ensangrentados, como si fuera una víctima más de los disparos de perdigones o bombas lacrimógenas que se ha registrado en los pasado 40 días.

"Cada vez que lo hiciste con [email protected], mis humildes [email protected], también lo hiciste conmigo." Mateo 25 40″, citaba el post del grupo que realiza las intervenciones en su Facebook.

El registro fue compartido en redes sociales, abriendo un debate también de cómo la situación que enfrenta el país aún no termina.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo