Aumento de polillas en Santiago: ¿Qué pasa si un perro o un gato se comen una?

El perro y el gato pueden ahogarse al tragarse una polilla, por lo que hay que actuar rápido y ojo con el uso de naftalina.

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por Publimetro

La mayor cantidad de humedad y vegetación ha hecho que las polillas se tomen el ambiente. Expertos ya han llamado a no hablar de plaga y a no matarlas. Pero, ¿qué pasa si nuestras mascotas se comen una de estas?

Katherine Núñez, veterinaria de Tiendapet.cl explica las polillas no son dañinas por sí mismas a la salud. "De hecho son polinizadoras al igual que las abejas por lo que son muy beneficiosas para el ecosistema, por lo que no hay que matarlas, sino que dejarlas que salgan del interior de la casa o departamento".

Aumento de polillas no es una plaga: especialistas piden no matarlas

Aumento de polillas no es una plaga: especialistas piden no matarlas

No atacan, no pican, no muerden. Tampoco transmiten enfermedades, aunque algunos se asustan con su vuelo un tanto torpe. La iluminación les atrae, por lo que para “sacarlas” por la ventana, recomiendan dejar las habitaciones a oscuras.

Mascotas y polillas

El perro y el gato pueden ahogarse al tragarse una polilla. Incluso los objetos pequeños pueden pegarse en la garganta de la mascota, haciéndole incapaz de respirar.

La asfixia requiere una intervención rápida, y puede que no haya tiempo para llevarlo al veterinario. Una versión de la Maniobra de Heimlich existe para los animales y se debe aprender para evitar este problema. En caso de que existan vómitos, debe ser trasladado al veterinario de manera urgente.

Polillas: así puedes evitar que entre a tu casa este insecto nocturno

Polillas: así puedes evitar que entre a tu casa este insecto nocturno

Las polillas son el terror nocturno de muchos, y con el verano a la vuelta de la esquina, te contamos qué hacer con ellas para que no entren a tu casa.

Núñez explica que "el problema al sistema nervioso central, se produce sólo si se usa naftalina al controlar a las polillas, por lo que si el perro come una polilla que tenía naftalina, puede provocarles vómitos, problemas hepáticos, convulsiones y problemas al sistema nervioso central porque básicamente la naftalina es veneno”.

¿Qué hacer para combatir a las polillas?

Conviene usar repelentes, aunque la prevención siempre será la mejor alternativa. Cuando se lava en seco o se utiliza lavadora, de cierta manera se están alejando a las polillas. Es importante limpiar los roperos, evitar almacenar ropa sucia o con manchas, mantener el área libre de humedad y emplear algunas soluciones caseras como pieles de cítricos, lavanda o clavo de olor.

Loading...
Revisa el siguiente artículo