logo
Social
Reuters/Imagen referencial / Reuters/Imagen referencial /
Social 26/02/2021

Investigadores encuentran la “prueba clave” sobre la extinción de los dinosaurios

Un grupo de investigadores estima haber cerrado el caso sobre qué fue lo que provocó la muerte de los dinosaurios.

Un grupo de científicos cree haber cerrado el caso sobre qué fue lo que provocó la extinción de los dinosaurios hace 66 millones de años.

En ese sentido, afirman haber encontrado la prueba clave de lo que mató a los dinosaurios: polvo de asteroide dentro del cráter de impacto.

Según informó la Universidad de Texas, la muerte por asteroide ha sido la principal hipótesis desde la década del ’80 cuando los científicos encontraron polvo de asteroide en la capa geológica que marca la extinción de los dinosaurios.

Posteriormente en los ’90, esta teoría fue reforzada con el descubrimiento de un cráter de impacto de Chicxulub de 125 millas de ancho debajo del Golfo de México que tiene la misma edad que la capa de roca.

Y acorde a lo consignado por Europa Press, un nuevo estudio disipó las dudas acorde a los autores, ya que encontraron polvo de asteroide con una huella química similar dentro de ese cráter en la ubicación geológica precisa que marca el momento de la extinción.

El profesor de geoquímica en la Vrije Universiteit Brussel y quien dirigió el estudio publicado en Science Advande, Steven Goderis, señaló que “el círculo finalmente se ha completado”.

Dicho estudio fue el último del Programa Internacional de Descubrimiento del Océano 2016 codirigido por la Universidad de Texas, en donde se recolectaron cerca de mil metros de núcleo de roca enterrado bajo el lecho marino.

De acuerdo a la publicación, el signo revelador del polvo de asteroides es el iridio, el cual es raro en la corteza terrestre, pero que está presente en niveles elevados en ciertos tipos de asteroides.

“Un pico de iridio en la capa geológica que se encuentra en todo el mundo es cómo nació la hipótesis de los asteroides. En el nuevo estudio, los investigadores encontraron un pico similar en una sección de roca extraída del cráter. En el cráter, la capa de sedimento depositada en los días o años posteriores al impacto es tan espesa que los científicos pudieron fechar con precisión el polvo en tan solo dos décadas después del impacto”, sostiene la información publicada por la universidad.

El profesor de la Universidad de Texas y coautor del estudio, Sean Gulick, señaló que “ahora estamos en el nivel de coincidencia de que geológicamente no sucede sin causalidad”.

“Elimina cualquier duda de que la anomalía del iridio (en la capa geológica) no está relacionada con el cráter de Chicxulub”, expresó.

Dicho polvo es todo lo que queda del asteroide que se estrelló en la Tierra hace millones de años, provocando la extinción del 75% de la vida en el planeta.

Los expertos creen que el polvo levantado por el impacto circuló en la atmósfera por un par de décadas, lo que ayudó a calcular cuanto tiempo tomó la extinción.

“Si realmente vas a poner un reloj en extinción hace 66 millones de años, fácilmente podrías argumentar que todo sucedió en un par de décadas, que es básicamente el tiempo que tarda todo en morir de hambre”, manifestó.

El análisis del iridio se en laboratorios de Estados Unidos, Japón, Austria y Bélgica. “Combinamos los resultados de cuatro laboratorios independientes en todo el mundo para asegurarnos de que lo hicimos bien”, apuntó Goderis.

Cabe mencionar que Gulick, junto a otros investigadores del Instituto de Geofísica y la Oficina de Geología Económica de la Universidad de Texas, regresarán en los próximos meses al cráter para inspeccionar los sitios en su centro, para planificar futuras perforaciones para recuperar más material de asteroides.