Nuevo Honda Civic Coupe, dos puertas y un mundo de diversión

Probamos la unidad 1.8 del Civic Coupe. Honda lo estaba debiendo y la deuda se ha saldado de un modo magnífico. Seguro, eficiente, rápido, audaz. ¿Resultado de la ecuación? Entretenido de manejar pero a más no poder.

Por

Definitivamente hay autos que a uno le permiten pasarlo bien cuando los conduces. Y es lo que inexorablemente pasa con el nuevo Civic Coupe de Honda, lanzado el mes pasado. Para entretenernos, entonces, tenemos un motor 1.8 con funciones de ahorro de combustible que siempre se agradecen. ¿Potencia? Contamos con 140 caballos sumamente briosos que como expresión máxima ocurren con el propulsor gasolinera revolucionado a 6.500 rpm.

 

El torque de 128 Nm se da a las 4.300 vueltas en el tacómetro y todo esto en sociedad con una certera caja manual de cinco relaciones. De suave engranaje, armoniosa, amistosa y que uno debe ir descubriendo de acuerdo al estilo de conducción que queramos emprender con este dos puertas. Durante los días de la prueba que luego se sucedieron con las jornadas de grabación para nuestro programa TacometroTV de Publimetro, imprimimos un rigor más bien presuroso al manejo de este japonés de muy esbeltos 1.228 kilos de peso.

 

Registremos bien los datos señalados porque sólo así iremos entendiendo mejor las altas notas que es capaz de dar cuando le soltamos la rienda ya sea en la autopista o en tramos urbanos, incluso en carreteras más bien lentas es un muy buen escenario para poner a prueba su agilidad. Todo este conjunto de condiciones, además de innegables y vastos apartados tecnológicos y de seguridad, tengo que subrayarles que el Civic Coupe es antes que todo un auto sumamente entretenido de manejar.

 

La vivacidad que despliega al meter peso en su pedal de aceleración también junta fundamento en el plano de la competencia deportiva del rally nacional, donde el modelo y su motor estándar han establecido un reconocido liderazgo y protagonismo. Lo anterior debemos contextualizarlo con el golpe de imagen que nos da esta dos puertas. El trazo fue delineado para transmitir una actitud agresiva con una faz más angular frontal, parrilla de malla y una línea del techo trasero afilada que fluye suavemente dentro del maletero.

 

La caída de su parabrisas es armoniosa, larga, casi en simetría con lo que ocurre que la superficie vidriada que baja hasta su límite posterior.

Cuentan con aspectos aerodinámicos ocultos como la construcción de la unidad de la carrocería con un fondo plano, tomas de aire colocadas con precisión, características todas que le ayudan al Civic a lograr una más que conveniente y notoria economía de combustible.

 

 

PUERTAS ADENTRO

El modelo posee una interfase inteligente que divide el interior en diferentes áreas, con exhibiciones en pantalla de instrumentos clave ubicados sobre el volante. La información secundaria se ubica de manera más baja en el área, mientras que una tercera área tiene los controles del grupo de la derecha del conductor que no son esenciales para conducir.

 

El diseño del habitáculo está orientado en el conductor, eso es claro. La instrumentación, desde el punto de su operatividad, es amistosa, además que su presentación, color y luminosidad sugieren vanguardia, adelanto.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo