AUTOTEST: Volvo S60 T4, la elegancia que sabe ir con prisa

Sorprendente jornada de tres días vivimos en los mandos de este lujoso modelo, equipado con un turbo de ajustados 1.6 litro y 180 caballos.

Por

Alexis Cares // Fotos: Sylvio García

Un producto muy completo y sorprendente resultó ser el Volvo S60 T4 equipado con el motor turbo de 1.596 centímetros cúbicos y asociado a una caja automática de seis relaciones.
Las aprensiones son lógicas y tienen que ver con el ajustado propulsor encargado de mover a un sedán más bien grande (el integrante del medio, entre el S40 y el S80, en la familia de cuatro puertas de la casa sueca).
Se trata de un desarrollo trabajado en aluminio (bloque y culata) que recibe inyección directa de combustible para su distribución de 4 válvulas por cilindro (dos árboles de levas en la culata).
Lo esplendoroso es constatar con la sagacidad y aplomo con que esta ingeniería mueve la estrucutura, y no sólo la moviliza sino que a su conductor es capaz de entregarle divertidos y ágiles momento de manejo.
En este caso, la sensación se nos dio por partida doble, ya que junto a José Luis Riffo (puntero de la F3 chilena) ejecutamos las pruebas para nuestro programa TacometroTV de Publimetro (La Red-UCV-Vivedeportes). El también estudiante de ingeniería exprimió las posibilidades de este sedán y quedó altamente convencido. Destacó además su eficacia en los giros. “Dobla muy, muy bien”, me remarcó el rubio piloto.
En lo personal, quisiera llamar la atención sobre su aceleración que sin ser brutal se trata de un pique importante para un auto de sus características. Los 8,5 segundos que registra en el 0 a 100 km/hora nos colocan en las manos un coche veloz sin que su propósito sea el de ser un deportivo como tal.
Otro pulgar hacia arriba lo otorgo en el ítem del consumo de combustible. En carretera y con velocidad crucero se acerca a los 19 km/litro, lo cual es excelente. El promedio, que es el que más pesa, supera los 13 km/litro y me parece fenomenal.
Posee un equipamiento muy completo y su tecnología de vanguardia  acrecienta el confort que una marca de lujo sobrio como Volvo sabe entregar.

GRACIAS A DIOS Y A VOLVO

Para el final, una vivencia algo escalofriante. Fui a dejar a María José, mi hija de 16 años, a su colegio. Por carretera y a 120 km/hora salimos de un desnivel para encontrrarnos con una fila de autos detenidos en la salida a Vespucio por la 5 Sur. Vi la zona trasera de un Audi A3 blanco y sólo atiné a “pararme” con todo mi cuerpo y alma sobre el freno. Con eficacia actuó el ABS y las asistencias electrónicas. El auto se detuvo a pocos centímetros del Audi, sin derrapar, sin estridencias. Nada pasó. Durante todo ese día quedó el susto y también los agradecimientos a Dios y, por cierto, a Volvo por pasarse la vida fabricando autos tan seguros. A lo que este S60 T4 agregó velocidad, estilo, vanguardia y economía de combustible. ¿Qué más? Excelente…

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo