El auto más visitado del Salón

El nuevo deportivo de Toyota combina belleza y dinamismo, mediante el contraste de superficies geométricas por encima de los faros y los movimientos vivos de la superficie en ambos lados del capó.

Por

Oh qué será, qué será… Tal como reza la canción parece rebotar en la cabecita en los stands donde no está el FT 86. Sin duda, deportivo de Toyota se transformó en una de las atracciones más concurridas y fotografiadas del Salón.
“La modelo que le pusieron de compañía suma harto también”, dice el ejecutivo de una marca vecina a los metros cuadrados de Toyota, aunque se apura en admitir que desde el punto de vista del diseño y sus cualidades técnicas, “anda todo muy bien”.
Este verdadero “atrapa visitantes” posee un motor 2.0 litro de 200 caballos de fuerza y es capaz de acelerar de 0 a 100 km/hora en 7 segundos, alcanzando una velocidad punta de 225 km/hora. Sus emisiones contaminantes de C02 son 164 gr/km y representan un buen registro para un auto de estas características y orientado claramente a sus respuestas de talante deportivo.
Se trata de un motor boxer de inyección directa, muy corto, situado en posición delantera y longitudinal, lo que le permite ahorrar espacio y bajar el centro de gravedad del deportivo, además de destacar por su doble sistema de alimentación, directo e indirecto (D4S).
Debuta en el Salón de Tokio y su promesa está directamente relacionada con la velocidad. Así, sus pilares in inspiradores están pensados sobre la base de la tecnología y diseño deportivo para devolver estabilidad, agarre y mucha diversión.
Y si nada de esto lo convence, pídale a la gentil y hermosa promotora a cargo que se tome una foto junto a usted. Verá cómo el auto comenzará a gustarle casi como por encanto mágico.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo