Autotest a fondo con el mejor del año

Probamos la versión 1.2 gasolina del Peugeot 208, modelo escogido como lo más destacado del 2012 en la categoría "Autos" por los medios especializados del motor en Chile. Por Alexis Cares

Por

A la espera de que los autos eléctricos se masifiquen y tengan un precio más razonable que el actual, los fabricantes se han volcado por desarrollar motores pequeños, pero potentes. Eficientes y limpios. Es parte de lo que encierra el tres cilindros y 1.199 centímetros cíbicos que equipa al Peugeot 208 que probamos durante cuatro días, alternando uso en ciudad y extensos tramos de carretera entre las regiones Metropolitana, Quinta y Sexta.
El impacto visual ya lo hemos repasado con creces desde que lo conocimos en el Salón de Ginebra de este año y posteriormente en la prueba en Lisboa. Líneas que sugieren movimientos y aerodinamismo. El frontal ofrece una buena dosis de personalidad muy actual, donde los focos alargados, la toma de aire grande y un capot con pliegue central se encargan de cargar al auto de una personalidad con mucho carácter. El auto no alcanza a medir cuatro metros, eso lo convierte en un vehículo sumamente maniobrable en el espacio reducido, pero se las ingenia para no perder en sensación de robustez. A través de toda su carrocería hay sinuosidades finas que configuran un todo bastante armonioso y acertado en su trazo. Hay esmero en su dibujo y la gracia de un fabricante de peso dice presente en cada centímetro del coche.

AL VOLANTE

La caja manual es ideal para buscar la agilidad que el auto bien puede entregar, considerando su peso y adecuada potencia. En trayectos de carretera entre Santiago y Los Andes pude alcanzar elevados registros sin detectar ahogos o complejos.
La respuesta de este motor de 1.2 litro tiene a su favor, además, el troqué cercano por debajo de las tres mil vueltas, no común en un gasolinera y que es el responsable de sus modos despiertos y el excelente consumo de combustible.
La curva o zona de zis zag me gusta más en la autopista que en la ciudad, pero que no mal entienda, ya que el 208 es un auto con alta precisión en su manejo. Y a propósito, si alguien está disconforme con la importante asistencia que tiene la dirección, le preciso que ésta va tomando dureza conforme incrementamos la aceleración.
En raya para la suma, me queda la certeza de un auto compacto que devuelve mucha satisfacción por sus cualidades dinámicas.
Esta versión 1.2 no hace más que respaldar los resultados de la prensa especializada de nuestro país que lo ha elegido como mejor auto de pasajeros del año.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo