Destruye su Maserati en protesta por mal servicio

Wang, dueño de un Maserati Quattrporte contrato a cuatro hombres para que destrozaran su auto durante la inauguración del salón del automóvil de la ciudad oriental de Qingdao, en la provincia china de Shandong. Su molestia con el fabricante es que habría obtenido un mal servicio de parte de la marca y declaró a AFP "Espero que los fabricantes extranjeros de coches de lujo reconozcan claramente que los consumidores chinos tienen derecho a recibir un servicio acorde con la marca". Su protesta se hace sorprendete tomando en cuenta que el auto le habría costado 202 millones, cifra que supera unas 100 veces los ingresos medios anuales de un residente urbano chino en 2012.

Por

Fuente: america.infobae.com

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo