Nuevo Ford Focus ST 2014

El modelo fue presentado en el Festival de Goodwood y la gran novedad es la incorporación de un motor diésel

Por

Hoy se ha presentado en el Goodwood Festival of Speed la actualización del Ford Focus ST, adoptando las soluciones heredadas del modelo normal, que también se ha actualizado (Focus 2014). Por primera vez se podrá elegir un Focus ST Diesel, con 185 CV y un consumo homologado de 22,72 km/litro, que no paga impuesto de matriculación.

 A nivel mecánico ha recibido varios retoques para hacer la conducción más precisa y agradable, también ha modernizado su interior con las últimas tecnologías y se reduce levemente el consumo del motor de gasolina.

Sigue estando disponible con dos variantes de carrocería, cinco puertas y familiar. Para los dos motores el cambio es manual de seis relaciones con desarrollos acortados. Aún no se saben los precios.

Dos motores, dos estilos

El propulsor de gasolina se mantiene igual, con un 2.0 EcoBoost de 250 CV de potencia, y 360 Nm de par máximo entre 2.000 y 4.500 RPM. Su consumo ha bajado un 6% por el sistema Stop&Start, que se puede desconectar a voluntad cada vez que se arranque el coche. Fuera de ciudad gastará lo mismo.

La alternativa Diesel es el 2.0 TDCi apretado hasta 185 CV por una reprogramación, admisión mejorada y un escape menos restrictivo (aunque cumple Euro 6, claro). Sus 400 Nm de par máximo entre 2.000 y 2.750 RPM le dan fuerza de sobra para recuperar con presteza. Al Focus TDCi de 150 CV le saca 2,2 segundos en la recuperación 80-120 km/h en sexta.

Necesita 8,1 segundos para llegar de o a 100 km/h, y la velocidad máxima es de 217 km/h. La potencia máxima no se alcanza a 4.000 RPM, lo habitual en un Diesel, sino a 3.500 RPM. Consume 4,4 l/100 km, contrasta con los 6,8 l/100 km que declara el gasolina, que evidentemente es más rápido (0-100 km/h en 6,5 s y 248 km/h).

Así se mueve

Los ingenieros han trabajado en mejorar el comportamiento del Focus ST, con nuevos muelles frontales y amortiguadores en ambos ejes. Las barras estabilizadoras y muelles traseros no han cambiado. Además de los mencionados neumáticos, el resto ya son cambios a nivel de electrónica.

El control de estabilidad ha sido revisado, por ejemplo en situaciones de cambio violento de carril. El diferencial electrónico (Torque Vectoring) también ha sido programado, recordad que es de tracción delantera. También ha sido recalibrada la dirección asistida eléctrica.

Tal y como entiendo el comunicado, se puede “actualizar” un Focus ST previo con las ventajas del nuevo si es posible a nivel técnico usar las nuevas calibraciones con las centralitas existentes. El comunicado no aclara si el hardware es el mismo. En cuanto a muelles y amortiguadores, sería tan sencillo como quita y pon.

Más tecnología

Al igual que el modelo convencional, se ha mejorado mucho la consola central eliminando botones, a la vez que se amplía la pantalla táctil de 8″ como dictan las nuevas tendencias. Dispone de una instrumentación específica en la parte superior del salpicadero, con presión del turbo, temperatura del aceite y presión del aceite.

Cambia el volante, con el borde achatado por debajo y una botonera más intuitiva. Habrá tres niveles de equipación: ST1, ST2 y ST3, en los que cambia la tapicería y sus colores. SYNC 2 llega por fin, mejorando las posibilidades de conectividad del coche con los teléfonos smartphone e Internet.

Por último, recibe ayudas electrónicas ya presentes en el modelo normal, como el frenado automático (Active City Stop, hasta 50 km/h), el asistente de cambio de carril (Lane Keeping Aid) y la alerta de tráfico perpendicular saliendo marcha atrás (Cross Traffic Alert). No han dicho nada de tiempos en Nürburgring.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo