Consejos para pasar la revisión técnica sin problemas

El verano es para muchos, sinónimo de descanso y desconexión total. Sin embargo, cuando llega marzo, nos acordamos de uno de los trámites que sin duda nos da más de algún dolor de cabeza: la revisión técnica. Le entregamos algunos consejos para no complicarse y poder pasarla sin mayores problemas.

Por

Se acaban las vacaciones de verano y viene el regreso a clases y al trabajo. Pero eso no es todo, ya que el permiso de circulación puede ser para muchos un trámite que los llena de estrés y preocupación. Y para eso, debemos tener una impecable revisión técnica, un hecho que es conocido y sabido por todos.
Son muchos los motivos por los cuáles es rechazada la revisión técnica, según comenta Nicolás Aguayo, safety manager de Automotriz León: “El problema de emisión de gases o los neumáticos desgastados son los más frecuentes. Pero se pueden prevenir, ya que son situaciones que pueden ser corregidas por nosotros y que son de nuestra responsabilidad. Lo más importante es que podamos cumplir con el trámite sin mayores inconvenientes”.
En este sentido, Aguayo dice que “antes de ir a la revisión en la planta es recomendable llevar el auto a un servicio automotriz certificado y allí realice la prueba de gases, pues sabrá cuáles son las causas por las cuáles podría ser rechazado. Hay que tener cuidado cuando salga humo al encender o acelerar el motor, que pierda potencia o que sea difícil aumentar la velocidad, pues debido a esto gastamos más bencina”.
Es por eso que el safety manager de Automotriz León destaca los siguientes aspectos y recomienda revisar lo siguiente para poder pasar la tan temida revisión técnica, cuyo trámite dura aproximadamente 30 minutos desde que el auto ingresa a la primera prueba.
• ALINEACIÓN: esto hay que revisarlo con tiempo. Los principales síntomas de problema son la desviación en la trayectoria al soltar el volante del automóvil.
• LUCES: se debe revisar el funcionamiento de luces de frenos, estacionamiento, intermitentes y retroceso. También es necesario fijarse en las que iluminan la patente de nuestro vehículo.
• FRENOS: Pastillas y balatas son los principales ítems que hay que preocuparse en este punto. Si su auto no posee sensor que avisa de esta situación, fíjese si tiene los frenos “largos”, es decir, tiene que presionar hasta el fondo el pedal de freno y también el freno de mano.
• EMISIÓN DE GASES: debe llevar su vehículo a un servicio automotriz para realizar una revisión y no salir rechazados en la planta de revisión técnica.
• NEUMÁTICOS: éstos deben estar en buen estado. La profundidad del dibujo debe ser de 2 milímetros y los bordes no pueden estar gastados.
• SUSPENSIÓN: un dato que hay que considerar es que existen manchas de aceite en el interior del cilindro de amortiguación. O también si el auto se balancea de un lado a otro.
• VIDRIOS Y PARABRISAS: es indispensable que éstos no tengan ninguna trizadura ni algún objeto que pueda interferir con la visibilidad. Tenga cuidado con la publicidad que muchos ponen en la luneta trasera, pues le pueden rechazar la revisión técnica por eso. En cuento a las plumillas, deben funcionar bien pues también serán probadas durante la inspección.
• PATENTE: deben estar en perfecto estado, sin rayas o roturas que dificulten su identificación.
• MOTOR ENCENDIDO: es mejor no detener el motor para poder estar “a temperatura de trabajo” y poder pasar la prueba en los vehículos catalíticos.
• DOCUMENTACIÓN: los documentos necesarios para realizar este trámite son padrón, certificado de revisión técnica, certificado de emisión de gases y permiso de circulación al día.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo