Cinco consejos para usar la moto en primavera

Septiembre marca el cambio de estación y es una época ideal para que los fanáticos de los vehículos de dos ruedas salgan a recorrer las calles sin el peligro de un trayecto resbaladizo por el efecto de las lluvias. Sin embargo, la primavera también obliga a tomar precauciones que CFMOTO entrega para disfrutar de un viaje seguro.

Por

Poco a poco, el mal tiempo da paso a días hermosos y este escenario resulta propicio para que los conductores de motocicletas desempolven sus vehículos y planifiquen viajes para recorrer los hermosos parajes que posee Chile.

Sin embargo, antes de salir es importante chequear algunos elementos, sobre todo considerando el aumento de la temperatura, con el objetivo de tener una experiencia de manejo placentera y sin problemas.

Para ello, la marca china CFMOTO, entrega algunas recomendaciones para conducir en primavera.

Revisión luego de un período de poco uso. Puede parecer lógica esta recomendación, pero suele suceder que el vehículo se utilice de inmediato luego de estar bastante tiempo guardada. Lo primero es identificar si la cadena está bien engrasada, si los niveles de aceite son los óptimos, que sus partes metálicas no presenten óxido por la humedad y limpiarla. También es importante revisar si la batería se encuentra en óptimas condiciones. Ver la cantidad de gasolina y encender el motor para probar cómo funciona. Si en esta primera verificación no presenta problemas, ya estamos en condiciones de utilizar la moto.

Verificar el estado de los neumáticos y la carga. Compruebe que la presión sea la correcta ya que el calor provoca desgaste en las ruedas y dificulta la conducción y el control de la moto. Junto a los neumáticos, es importante realizar el engrase de las partes móviles, ya que sumado a lo anterior también podría significar un ahorro importante en el consumo de combustible. Por otro lado, las motos resisten un máximo de carga que es recomendable seguir al pie de la letra no sólo por su estructura y diseño, sino porque es necesario tener en cuenta que el reparto de pesos debe ser dinámico. Los expertos recomiendan no sobrecargar sobre los 10 kilos considerando que hay que tomar en cuenta el peso del conductor, del acompañante, de la bencina y de los accesorios.

Evaluar el sistema de refrigeración. Con la llegada de la primera, la temperatura comienza a aumentar, situación que se incrementa en verano. Es por ello muy importante revisar el nivel del coolant y el estado de los electro ventiladores, en caso de que sean motos de refrigeración líquida. En cuanto a las motocicletas mecánicas de refrigeración por aire, el nivel de aceite es primordial: un buen estado y calidad del mismo son fundamentales a la hora de iniciar un largo recorrido.
Evitar los rayos solares. En la actualidad, las motocicletas tienen incorporados tableros de control con pantallas de cristal líquido que proveen toda la información que requiere el conductor para ir chequeando al instante el estado de su vehículo. Por lo tanto, es crucial evitar que esté expuesto a los rayos solares ya que así se evita el deterioro del tablero que es sensible a la temperatura y que suele ponerse oscuro con el calor. Trate de mantener o resguardar su motocicleta bajo techo, tapada o en lugares con sombra.
Asesorarse por especialistas. Existen revisiones que el propio conductor puede llevar a cabo, pero nunca reemplazará el nivel de exhaustividad que posee un servicio técnico. Lleve su motocicleta al taller, tanto antes de iniciar un viaje como de regreso para repasar si la presión de los neumáticos es la correcta, como también el engrase de la cadena, el sistema de refrigeración y el aceite.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo