AutoTest: Skoda Fabia, deportividad citadina

La versión tope de línea de la versión 2016 del hatchback de la casa checa nos acompañó durante una semana, donde la transmisión DSG y su acogedor habitáculo brindaron una grata experiencia para los que requieren de un auto cómodo, estiloso y con algunos toques emocionantes en la respuesta del motor.

Por
AutoTest: Skoda Fabia, deportividad citadina

Por Javiera Lastra Amaya

El nuevo Skoda Fabia 2016 presenta a simple vista una sutil modernización en su estética, pero con ese estilo conservador que poseen los modelos de la marca checa. De las cuatro versiones disponibles, la unidad de prueba fue la 1.2 Style DSG, una de las más interesantes de la gama debido a la transmisión que posee.

Y es que la caja automática de doble embrague DSG de 7 velocidades es la gran protagonista en el equipo motor Euro 6 gasolinero de 1.2 litros que desarrolla 110 HP de potencia y 175 Nm de par máximo, con el que forman un conjunto que otorga rapidez y emoción al volante.

La transmisión DSG es bastante aplaudida y reconocida en nuestro mercado. Eso se confirma cuando se convive una semana con ella, ya que incluso desde un punto muerto como podría ser un semáforo, por ejemplo, la ágil reacción que brinda en la aceleración permite conseguir un veloz alcance de velocidad, donde si la exigencia es mucha en algunas ocasiones podría entregar una leve pérdida de estabilidad.

Estas emociones se sienten sobre todo si se conduce bajo el modo Sport del Skoda Fabia 2016, también está el Drive que entrega una buena respuesta, pero es mucho más gradual en su sentir. En la prueba la mayoría de los días optamos por el S que de seguro se convertirá en el favorito de quien conduzca el hatchback.

¿Qué pasa con el rendimiento si es rápido? No es problema en el modelo checo, ya que no aumenta el consumo por lo rápido de su propulsor. Según nuestra conducción durante cinco días, el rendimiento fue de 14,2 km/l. Mientras que el 3CV en sus resultados de homologación entregó 14 km/l en ciudad.

La sencillez y funcionalidad predominan

El habitáculo del nuevo Fabia 2016 es funcional, cómodo y sencillo. Que esta última palabra no se preste para confusiones, ya que no quiere decir precario sino que predomina la sutileza. Por ejemplo, no sigue la tendencia de exceso de botonería como alguno de sus pares, pero sí enfoca los controles y el panel en torno al conductor, haciendo más fácil la conducción y la convivencia con el equipamiento. Sí privilegia el confort interior y el espacio para los pasajeros, entregando la sensación de que es más amplio que otros modelos del segmento. De hecho, su maletero alberga sin problemas equipaje de viaje o muchas bolsas, gracias a los 330 litros de capacidad.
Los aires y toques juveniles en su estética demuestran la frescura del Fabia 2016. Además, la conexión es bastante intuitiva, haciendo fácil el ejercicio de conectar teléfonos y reaccionando rápido con la entrada USB. Todo lo que es navegación se vuelve sencillo de utilizar en este hatchback que, para quien lo elija, se transformará en un compañero perfecto para la ciudad.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo