Ferrari trae a Chile su descapotable más veloz

La marca del cavallino rampante, estandarte de la industria automotriz a nivel mundial, presenta en nuestro país el nuevo Ferrari 488 Spider, la versión descapotable del 488 GTB, el deportivo de motor central de Maranello.

Por

La última propuesta de Ferrari, el 488 Spider, diseñado en el Ferrari Design Centre, es la variante descapotable del 488 GTB. Su motor de ocho cilindros turboalimentado lo sitúa como el convertible más potente e innovador de la historia de la marca, con un techo duro retráctil que demora tan sólo 14 segundos en replegarse.

El modelo, que hoy llega a Chile, ofrece las mismas incomparables prestaciones, deportividad, destreza y comodidad que el 488 GTB coupé, y suma todo el placer de disfrutar de la conducción a cielo descubierto. El techo retráctil ocupa solamente 100 litros del vehículo en comparación con los 150 o 200 litros que normalmente requiere un techo de estas características. Esta elegante solución es vital para la aerodinámica y el diseño de toda la parte trasera del vehículo.

Para hacer frente al comportamiento del aire y entregar el mayor confort en el interior al ir descapotado, el 488 Spider cuenta con una luneta trasera eléctrica en forma de paravientos ajustable en tres posiciones diferentes para reducir las turbulencias, independientemente de si el techo está recogido o desplegado, permitiendo a los ocupantes mantener una conversación normal incluso por sobre los 200 km/h.

El corazón del vehículo, el excepcional motor de 3.902cc, es el más potente desarrollado por Ferrari y ha marcado nuevas referencias tecnológicas para su particular arquitectura. Con ello, el 488 Spider acelera de 0 a 100 km/h en apenas 3 segundos, llega de 0 a 200 km/h en sólo 8,7 y recorre un kilómetro en menos de 19 segundos. Esto gracias a su potencia de salida de 670 HP a 8.000 rpm y 760 Nm de par máximo que ofrece su Sistema de Gestión Variable de Par, un record para un Ferrari de carretera.

El vehículo es 9% más rápido que el anterior Spider, el Ferrari 458, y su velocidad máxima es de 325 km/h, destacando su capacidad de aceleración en la salida de curvas, 12% más eficiente gracias al sistema de control de deslizamiento lateral SSC2, generando una potencia extrema aprovechable y controlable, incluso por conductores menos expertos.

Al igual que 488 GTB, en la versión Spider es posible accionar los diferentes modos de conducción en el volante siendo sorprendentemente fácil de conducir al límite, pero a la vez apasionante como todos los modelos italianos. Todas estas características, sumadas a la incorporación de un chasis reforzado para mayor rigidez -en comparación con la versión coupé-, le dan un carácter único y garantizan un incomparable placer de conducción.

El 488 Spider tiene las proporciones clásicas de un Ferrari con motor central trasero y su frontal con parrilla única otorga la sensación de poder y velocidad. Inspirado en un vehículo de Fórmula 1, la parte delantera es dominada por un pilón central, pensado para controlar las potentes corrientes de aire que golpean el vehículo y distribuirlas tanto transversal como longitudinalmente. A esto agrega un doble spoiler soplado -solución patentada por Ferrari- donde el aire accede por una entrada ubicada en la base de la pantalla trasera y sale por el parachoques, permitiendo mantener una baja resistencia.

Cada Ferrari tiene su propia melodía y el 488 Spider no es la excepción. La banda sonora del nuevo V8 rebosa seducción y fuerza, incluso a velocidades reducidas, y cuando el techo está plegado, el sonido es seductor pero no invasivo. La melodía ha sido trabajada con especial atención estudiando la armonía y tonos en las diferentes marchas del motor, área en la que Ferrari siempre ha destacado por su excelencia. El 488 Spider también debuta con un nuevo color diseñado para destacar sus formas elegantes pero musculosas, el Blu Corsa que parece fundirse con el cielo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo