AUTOTEST: Mazda CX-3, Atractiva y jovial creación

El más pequeños de los SUV de Mazda llegó de ganador a un segmento en el que la marca no se encontraba. Una hermosa silueta y ágil propulsor 2.0 AWD son parte del más atractivo modelo del segmento.

Por

Fueron múltiples las ocasiones en las que pude enamorarme y reenamorarme de este modelo. Primero en el Salón del Automóvil de Frankfurt, lugar en el que lo vi, abrí su puerta y quedé boquiabierta con la hermosura de su cuidado interior. Costuras, cuero, tecnología, son algunos de los componentes con los que enamora el Mazda CX3 en el habitáculo. Ergonómicas butacas y un buen espacio interior completan la oferta del más pequeño SUV de la casa japonesa. El sistema de audio a cargo de 7 parlantes Bose, es un buen compañero, a lo que se suma su pantalla táctil de 7″ pulgadas con una extraordinaria imagen trasera cuando se utiliza la cámara de estacionamiento posterior. Como siempre, la conexión del teléfono al sistema multimedia se hace rápida y eficiente, lo que unido al head up display que muestra la velocidad en el parabrisas delantero, justo frente al conductor, ayudan a mantener la mirada siempre en la vía.

Raudo y poderoso

La versión que probamos del Mazda CX-3 monta el premiado motor Skyactive G 2.0 AWD con 146 Hp a las 6.000 rpm, algo que con su compacto porte lo hace muy rápido junto a su precisa dirección, que permite transitar cómodamente por ciudad. El propulsor además de ser potente, entrega fuerza de forma silenciosa, ello gracias a que la cabina tiene una excelente insonorización, lo que permite ir manteniendo una feliz conversación sin el molesto ruido del motor a altas velocidades. Con un torque de 192 Nm a bajísimas 2.800 revoluciones lo único que se puede esperar es que el automóvil sea capaz de pasar por cualquier obstáculo, ello lo comprobamos en un camino de tierra en el autotest, en donde el SUV se muestra tan estable como en autopista. El motor va unido a una caja automática de seis velocidades que se hace casi imperceptible entre marcha y marcha, de modo que al acelerar, sobre todo en modo Sport, se consigue una muy buena reacción por parte del modelo, permitiendo hacer rebases ágiles y sin contratiempos.

Para coronar su andar se debe aplaudir la suspensión que logra mantener al CX-3 en un suave bamboleo incluso en territorios con baches o demasiado irregulares. Se debe aplaudir también el consumo de este hermoso CX-3 ya que de acuerdo a nuestro test el automóvil fue capaz de alcanzar un consumo de 16 km/litro en autopista y descender sólo hasta los 12 en ciudad, además se debe tomar en cuenta que la tecnología Skyactive permite la utilización de gasolina de 93 octanos permitiendo incluso un mayor ahorro.

En cuanto a seguridad cuenta con variados sistemas, que afortunadamente no tuvimos que utilizar, como frenos ABS, seis airbags , control inteligente de tracción, sistema de advertencia de punto ciego, entre otros, sistemas disponibles en todas las versiones.

Con todo lo antes escrito, no me queda más que agregar que el CX-3 se transforma en un ejemplar adorable para quienes deseen diseño, confort, economía y un buen compañero estés donde estés.

FICHA TÉCNICA

MOTOR: 2.0 L
POTENCIA: 146 HP A 6.000 RPM
TORQUE: 192 NM A 2.800 RPM
TRANSMISIÓN: 6 AT
DIMENSIONES (LARGO/ANCHO/ALTO MM): 4.275/1.765/1535

CIFRAS
6 airbags en todas las versiones
44 litros capacidad de estanque de combustible
240 litros en maleta sin asientos abatidos

DESTACADOS
El motor Skyactive G 2.0 que monta el Mazda CX-3 obtuvo el premio de la “Tecnología del AÑO” en el 2102 en Japón.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo