Retoques estéticos para seguir ganando mercado

Chery presenta un facelift del exitoso Grand Tiggo, el más grande de su trío de SUV, que viene a reforzar la apuesta del fabricante en un segmento en el que se ha convertido en un factor relevante gracias a su atractivo look y alto equipamiento.

Por Pablo Vargas Zec

Chery fue una de las primeras marcas chinas en llegar al mercado nacional. En rigor, fue la segunda, pero la que inauguró el arribo de fabricantes de ese origen con un portafolio de productos. Uno de los protagonistas de ese desembarco en septiembre de 2007 fue el SUV Tiggo, que se ha convertido en uno de los emblemas del constructor, al punto que ya tiene tres tamaños diferentes de este modelo y que ahora, en su ejemplar más grande, presenta algunos retoques estéticos y mayor equipamiento, mejorando su oferta en un competitivo segmento.

El Grand Tiggo, el más grande de la familia de utilitarios deportivos de Chery, se presenta en el país con el antecedente de los extraordinarios resultados conseguidos en poco más de un mes por su hermano pequeño, el Tiggo 2, que desde su lanzamiento en enero está con quiebre de stock.

En el SUV de mayor tamaño de la marca, los cambios exteriores más relevantes y evidentes están adelante, donde el renovado frontal, con ópticos nuevos, resaltan la personalidad del auto que, con llantas de 17 pulgadas, se ve más imponente.

En la zona posterior, se resaltan detalles que acercan al Grand Tiggo a sus hermanos menores, con escapes integrados al parachoque trasero y otros focos, resaltando el family feeling de la marca en estos productos.

Por dentro, nuevo sistema de infoentretenimiento, con una pantalla que crece de 7 a 8 pulgadas, además de un nuevo panel y volante multifuncional, más deportivos y que dejan atrás la monocromía, dan nuevas sensaciones en un todoterreno urbano pero con cualidades para salir del asfalto, gracias al despeje y a las nuevas pisaderas y barras en el techo, que le dan un look más aventurero.

Por último, este retocado Grand Tiggo mantiene motorizaciones y transmisiones: unidad de potencia de dos litros asociadas a caja mecánica de cinco marchas y una automática de siete.

Un complemto equipamiento, que incluye detalles como botón de encendido, espejos plegables eléctricamente, sensor de reversa con cámara y control de estabilidad y asistencia en pendientes son parte de la oferta de valor de este SUV, que llega a competir con tres versiones en su opción de transmisión manual y dos en la que viene con CVT. El top de línea del Grand Tiggo llega a un precio de 12.990.000 pesos.

[gallery ids="4963422,4963421,4963419,4963420,4963423,4963418,4963417,4963416"]
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo