Otro nivel: así es el BMW de la policía checa

La marca alemana cedió a la fuerza de ese país un i8 nuevo y acondicionado para su uso por seis meses.

Por José Contreras

Una persecución policial puede ser más glamorosa y deportiva, deben haber pensado en BMW y la policía de República Checa. Es así como ambos organismos acordaron el uso de un flamante i8 para que la fuerza europea lo use por algunos meses.

Tal como se viene haciendo en países como Italia, Australia o Emiratos Árabes, donde se están usando autos deportivos para reforzar el contingente policial, la marca alemana entregó un ejemplar acondicionado a los checos para que éstos lo empleen por seis meses o hasta que cumpla 20 mil kilómetros de uso, lo que ocurra primero.

El BMW i8 es un híbrido que asocia un motor tricilíndrico de 1.5 litros con un eléctrico y que entrega 362 caballos de potencia, con un consumo medio de 2,1 litros a los 100 kilómetros. Además, dado su carácter eléctrico, entrega un uso sin emisiones de unos 40 kilómetros a 120 km/h. Además, este modelo está provisto de sirenas, comunicación interna y otros elementos para que funcione adecuadamente como patrulla.

Probar este tipo de vehículos ecológicos es una gran oportunidad”, detalló el coronel de la policía checa, Tomas Lerch.

Pronto, este BMW andará vigilando los caminos de Europa Central, aunque no esté definido si habrá más unidades de este tipo en la fuerza checa o qué sucederá cuando el i8 cumpla su vida útil.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo