El Citroën C-Elysée se renueva en el desierto

La actualización de uno de los clásicos modelos de Citroën significó ponerse metas altas en cuanto al rendimiento, con un objetivo complicado de superar. ¿Cuál fue?

Por José Contreras

Tras cuatro años, el Citroën C-Elysée recibió una actualización grande, pensando en seguir entre los favoritos del segmento de sedanes familiares. El modelo es el más vendido de la marca de los chevrones en el país y por eso tiene una atención especial en la compañía, por lo que cualquier presentación debe ser espectacular e ir de la mano con lo que podría traer de nuevo.

Para eso, se planteó un desafío: ¿cuánto rinde el sedán?

Antes de eso, las novedades. Si bien mantiene las dimensiones, con sus 4,42 metros de largo, actualiza su diseño exterior, con una silueta muy marcada de tres cuerpos, voladizos cortos, capó alargado y una zaga alta en relación al cuerpo central. Visualmente se hace muy atractivo y elegante, lo que le hace emanar prestigio por su robustez.

El C-Elysée trae también modificaciones en el frontal y la parte trasera. Adelante, los chevrones se extienden hasta los costados, mientras que atrás tiene luces con efecto 3D. En ambos casos, la idea es proyectar la sensación de anchura, la que además se refuerza con la entrada de aire horizontal bajo el parachoques, luces de niebla rediseñadas y un nuevo diseño de iluminación LED para los focos diurnos. De capacidad, el amplio maletero de 506 litros lo pone entre los más altos del segmento y que puede llegar a unos mil gracias a sus asientos abatibles 1/3 y 2/3.

No hay que olvidar el interior, que se ve retocada con calidad gracias al tablero hecho en un nuevo material llamado Sunsilver, que es un polímero liso y brillante de gran tacto, que moderniza el habitáculo.

El tablero además renueva su centro de mandos con dos relojes análogos en los costados y un display digital en el centro, que entrega la información del computador. Todo esto lo corona el volante multifunción que permite controlar el sistema de audio y el control crucero con limitador.

No obstante, su gran añadido es la pantalla touch de siete pulgadas con el que toma distancia en el segmento de sedanes familiares. Desde esta interfaz se controla el sistema Citroën Connect que concentra las funciones de telefonía, audio y multimedia y que ya estaba presente en otros modelos como el C4 Cactus, New C3 y C4 Picasso. Eso sí, otra novedad incorporada: viene con Mirror Screen, compatible con Android Auto y Apple CarPlay.

La motorización es su gran fuerte y es el aspecto a medir en esta extensa prueba de dos días que llevó una caravana hasta el desierto de Atacama, en los alrededores de Copiapó, con parada en Caldera.

Para eso, se testeó un modelo con motor turbodiésel HDi 1.6 de cuatro cilindros que entrega 92 hp con 230 Nm. La homologación entregaba un rendimiento de 25,7 km/l en carretera, por lo que la meta era ver si el C-Elysée podía superar los mil kilómetros recorrido con un estanque lleno de 50 litros.

El resultado fue óptimo. Se recorrieron unos 1.025 kilómetros y la autonomía restante indicaba al menos 100 más. De hecho, el ganador de la prueba marcó un promedio de 27,1 km/l.

Ese motor HDi 1.6 es uno de los que ofrece el C-Elysée en esta actualización. Una versión viene con el moderno PureTech 82 tres cilindros de 1.2, que eroga 82 hp y 117 Nm y que cumple con la norma Euro 6, asociado a una transmisión mecánica de cinco velocidades. La tercera variante trae un motor VTi de 1.6 cuatro cilindros con 115 hp y 150 Nm con transmisión automática de seis velocidades EAT6.

El C-Elysée viene en dos versiones de equipamiento, Shine y Feel, los que están disponibles en todas sus motorizaciones, excepto el VTi, que está sólo en Shine. Los Feel tienen doble airbag frontal, frenos ABS con EBD y AFU, cierre centralizado y aire acondicionado, entre otros. Los Shine, en tanto, agregan airbags laterales, control de estabilidad, sistema Citroën Connect con Mirror Screen y llantas de aleación de 16 pulgadas, entre otros.

Los precios van desde los $8.790.000 para la versión Feel de 82 hp hasta los $11.390.000 para el modelo Shine VTi. y Como el C-Elysée es uno de los caballos de batalla de Citroën, las expectativas son altas, ya que esperan vender unas tres mil unidades en el año.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo