Siete consejos para no sufrir con los baches

La lluvia y las calles en mal estado pueden convertirse en enemigos de tu auto y aquí te damos algunos tips para no pasarlo tan mal.

Por José Contreras

El mal tiempo puede pasar a ser un mal rato por el auto. Las lluvias dañan el pavimento y se pueden crear grietas y baches en el camino. Para evitar un momento amargo por esto, te damos algunos consejos y recomendaciones para tener un buen manejo sin sufrir por los “eventos”.

Con atención y precaución

Estar alerta y con un ritmo tranquilo mientras se conduce es fundamental. Mira hacia adelante revisando los baches y viendo de qué forma se pueden esquivar. “Si es imposible esquivar un bache, lo recomendable es bajar la velocidad. Si se golpea un bache a alta velocidad se aumentan las opciones de daño al vehículo”, asegura el ingeniero de productos de General Motors, Manuel Avendaño.

Evita las pozas

Además de hacerlo porque podrías mojar peatones si pasas imprudentemente, las pozas en el camino pueden esconder baches profundos. Lo mejor es evitar pasar por encima de los charcos.

Atención a los neumáticos

Lo ideal es llevar las gomas con la presión indicada por el fabricante. “Si no tiene suficiente aire, el bache puede producir una ruptura; si está muy inflado, incluso es más susceptible de dañarse”, explica Avendaño.

Evaluación constante

Si golpeaste un bache, revisa y chequea de inmediato los potenciales daños que pudo causar para ir con cuidado en el resto del trayecto. Así sabrás qué partes pueden tener problemas y evitarás forzarlas.

Saber qué buscar

Los baches no sólo dañan los neumáticos, sino que pueden afectar otras piezas del auto, como el escape, o aspectos como la alineación. “Si se siente alguna operación irregular, hay que llevarlo a un profesional para ser asesorado”, comenta Avendaño.

Pasa la voz

No olvidar ser solidario con los demás conductores. Si pillas algún bache complicado en el camino, avisa a otros choferes y repórtalos a las autoridades comunales. Incluso, hay algunas municipalidades que reembolsan el gasto por daños producidos.

Siempre preparado

Nunca está de más chequear los accesorios del auto. Así, revisa antes de salir que la rueda de repuesto esté bien inflada y que cuentas con la gata hidráulica o una llave dinamométrica en el auto por si necesitas usarlas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo