Yamaha estrena su poderosa YZF-R6

La moto de pista gana apenas un kilo en su peso pero no pierde en sus prestaciones y presenta una imagen más agresiva y moderna.

Por José Contreras
Yamaha estrena su poderosa YZF-R6

Si fuera por los ancestros, la YZF-R6 de Yamaha promete ser una tremenda máquina. La nueva moto de pista de la compañía japonesa es la evolución de la ya clásica R1 que, a su vez, viene de la mítica M1, por lo que los “parientes” garantizan que este nuevo modelo será del total gusto de quienes aman la competencia.

La YZF-R6 apuesta a ser una de las motos más populares y extremas que haya fabricado Yamaha en su ilustre historia. Si bien cuenta con varias similitudes con la R1, tiene elementos que la desmarcan de su antecesora, ya que cuenta con más tecnología y, aunque suene extraño, un kilo más.

Mientras la R1 pesa 189, la nueva R6 tiene un peso de 190 kilos, pero pese a ganar esta diferencia no se traslada a la potencia que se siente al manejarla, aunque los números indican que bajó un 4,8% sus caballos, quedando en 87,1 con un par máximo de 61,7 Nm.

Pero no hay que quedarse ahí. Su potente motor cuatro tiempos de 599 cc con cuatro cilindros en línea inclinados hacia adelante DOHC y cuatro válvulas, que además cumple con las normas de emisión Euro IV, está acompañado de una serie de elementos tecnológicos que le sacan el máximo rendimiento.

La YZF-R6 incorpora un sistema de acelerador electrónico sin piola Yamaha Chip Controlled Throttle, tres tipos de manejo que controlan la potencia desplegada y seis niveles de control de tracción, que se adaptan al estilo del piloto y a las condiciones de la pista.

 

 

Además, la moto viene con el sistema Quick Shift System, que detecta el momento de cambio de una de las seis marchas que trae y quita momentáneamente potencia del motor para pasar el cambio sin perder en aceleración, un añadido ideal al momento de competir.

En cuanto a seguridad, Yamaha da un paso adelante en frenos ABS y diseña su propio sistema de bloqueo especialmente creado para la YZF-R6, a la que se le suma una unidad hidráulica que ajusta el freno dependiendo de la señal que recibe. En la marca lo calificaron como un control de tracción, pero en freno. Sus medidas siguen siendo las mismas de la R1, con un doble disco hidráulico de 320 mm de diámetro y 220 mm en el disco único trasero.

La suspensión de amortiguadores Kayaba también se basa en la R1, pero cambia en su puesta a punto. Entrega tres programas de fácil regulación, de precarga, tensión o compresión, tal como si fuera de motocross. En tanto, su embrague es de tipo antirrebote, ideal para alta competencia.

Con un estanque de 17 litros, inyección electrónica y una trayectoria de rueda de 120 mm que entrega más seguridad y comodidad al manejo, la YZF-R6, con un precio de $10.990.000, es una alternativa ideal para las grandes competencias de pista.

No fue la única novedad de Yamaha en el evento donde se reveló esta moto, ya que la marca japonesa también preestrenó dos modelos más: la MT-07 A, una moto de calle con un motor de 689 cc y 75 hp de potencia, y la off road YXZ-1000RSS de 1.000 cc y que no trae pedal de embrague ya que entrega la decisión de los cambios a un computador, los cuales serán presentados en los próximos días.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo