Llega el nuevo Audi Q5, primer modelo con tracción quattro ultra

El SUV compacto de la compañía alemana se convierte en el pionero en incorporar la evolución de la clásica tecnología de tracción.

Por José Contreras

Audi y quattro son términos inseparables. La marca alemana dio un gran paso con la implementación de esta tracción en autos de alta gama, lo que hacía su clásico modelo de rally allá por los años 80. ¿Pero hay forma de mejorarlo más aún? Para la marca alemana, la respuesta fue sí.

Y el resultado llega a Chile de la mano del renovado Q5, uno de los principales modelos del segmento SUV premium y que, en su segunda generación, trae la nueva tecnología quattro ultra.

¿En qué consiste? La ya conocida tracción integral ahora se basa en modelos predictivos basados en la información de más de 150 señales que recopila un completo equipo de sensores y que analiza unas 100 veces por segundo. Con ello, el sistema quattro ultra, en fracción de segundos, se adapta al camino, activando tracción íntegramente delantera, trasera o desactivándose. Mediante tres etapas, el sistema entrega mayor dinamismo al conducir, aumenta la eficiencia y reduce el consumo y las emisiones de CO2.

 

 

Quattro ultra es la gran incorporación del Q5, un SUV que se ve más robusto en su exterior gracias a su frontal agresivo, su parrilla Singleframe y faros LED en su versión Sport, el tope de línea del modelo. Atrás las líneas horizontales y su techo que baja a la maleta dan un estilo de cupé rudo.

Adentro, la comodidad y la ergonomía son sus objetivos. El espacio es más amplio, la maleta crece 10 litros para llegar a 550 (1.550 con la fila trasera abatida) y los asientos son de corte deportivo, tapizados en cuero y con memoria para el conductor.

De equipamiento y seguridad, el Q5 suma climatizador tri-zona, sun roof, sistema de sonido 3D Bang & Olufsen de 19 altavoces, frenos de doble circuito con ABS y EBV, bloqueo electrónico del diferencial, control de tracción, estabilidad electrónica, ocho airbags, sistema de estacionamiento con sensores delanteros y traseros con cámara de retroceso y asistente de cambio de carril, entre otros.

Otra de sus novedades es la incorporación de un panel táctil de vidrio que permite controlar el sistema de infotainment MMI y que funciona como si se estuviera pulsando una tecla. A esto se le suma el Virtual Cockpit con navegador de 12,3 pulgadas que se despliega en el tablero y que se complementa con la pantalla de 8,3” que está en el centro del habitáculo.

El Q5 viene en dos versiones con un motor 2.0 TFSI de 252 hp y 370 Nm de par máximo, lo que significa un aumento de un 9% de potencia y un 5% de torque en comparación a la generación anterior. Asimismo, la transmisión STronic de siete velocidades permite una aceleración de 6,3 segundos entre 0 a 100 km/h, casi la mitad que el modelo anterior, y una máxima de 237 km/h, 11 más que la primera versión.

Con precios que van entre los $35.990.000 para la versión de entrada y los $42.990.000 para la variante Sport, Audi proyecta una venta de entre 180 a 200 unidades por año.

Sin embargo, las novedades con el Q5 continuarían a futuro, porque se proyecta la llegada de los motores diesel para fines de este año o principios de 2018 y el arribo del modelo SQ5, con un motor 3.0 TFSI de 354 hp y 500 Nm, el que estaría en el país en los próximos meses.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo