La Fórmula E no para: Porsche se sube en 2019

Siguiendo la moda de los cambios del último tiempo, el fabricante alemán estará en la temporada subsiguiente, dejando de lado la clase LMP1 del Mundial de Resistencia a fines de 2017.

Por José Contreras

Definitivamente, la Fórmula E está en llamas. La llegada de marcas de renombre que han privilegiado el mundial de autos eléctricos en vez de otros eventos más tradicionales para los fabricantes le ha dado una inusitada fuerza al evento que el 3 de febrero de 2018 estará en Chile.

La última novedad es el anuncio de Porsche de pasarse a la Fórmula E para la campaña 2019-20, abandonando el Mundial de Resistencia a fines de 2017. La llegada de la fábrica de Stuttgart será con un equipo oficial y es la incorporación más reciente de una lista que, en los últimos días, ha visto nutrirse gracias a BMW, Audi y Mercedes.

El objetivo que Porsche persigue para entrar a la Fórmula E tiene que ver con el desarrollo del programa Mission E, que pretende poner el primer modelo eléctrico de la compañía en las calles. “Llegar a la Fórmula E es el paso lógico para nuestro programa. La creciente libertad para el desarrollo de tecnologías propias hace al mundial muy atractivo para nosotros”, explicó el miembro de la Junta Ejecutiva para investigación y desarrollo de Porsche, Michael Steiner.

En la organización del mundial eléctrico había júbilo por la decisión de la casa alemana. “Tener un nombre como Porsche en la Fórmula E, con todo lo que representa en términos de competición y legado, y en el ámbito de los deportivos, es un punto de inflexión en nuestra cruzada para cambiar la percepción del público respecto a los autos eléctricos”, comentó el CEO del campeonato, Alejandro Agag.

En tanto, el presidente de la FIA Jean Todt mostró emociones mixtas: “Me alegra que Porsche se una a la Fórmula E, pero me apena que abandonen el WEC”.

La decisión de Porsche con relación a la Resistencia sólo afecta a la clase LMP1, mientras que seguirá en la categoría GT. “Porsche estuvo implicada en el desarrollo de la nueva normativa tecnológica para 2020”, reconoció la ACO, organización a cargo del mundial.

El cambio del WEC por la Fórmula E también significa un golpe duro para la clase LMP1, ya que para el próximo año queda sólo Toyota y Nissan (a través de Nismo) como marcas competidoras. El equipo de LMP1, eso sí, seguirá funcionando, al igual que los pilotos, pero desde ya Porsche centrará sus esfuerzos para tener a fin de año terminado un prototipo de monoplaza eléctrico.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo