Yamaha repotencia los UTV con el YXZ 1000R SS

El modelo optimiza las prestaciones de la anterior generación de esta máquina, incluyendo paddle shifts, un asiento más bajo, mejor visión delantera y sistema de asistencia en partida.

Por José Contreras

La gente de Yamaha dejó muy en claro que la YXZ 1000R SS es una nueva UTV pero no es una nueva UTV. Para entenderlo de otra forma: las dos letras del final, esas “SS”, son todo un cambio en un modelo que no cambió casi en nada. Casi.

Las letras son por Sport Shift y son la principal novedad del UTV de la marca japonesa que cosecha resultados positivos en Estados Unidos y que pretende replicar en el mercado nacional, que va de a poco mirándolos con buenos ojos.

La variante Sport Shift modifica completamente la transmisión del vehículo, llevando las marchas de la palanca central a los paddle shifts ubicados en el volante, para dar una mayor sensación de deportividad y control. Además, prescinde del pedal de embrague y ubica todo en el juego entre los paddle shifts y la palanca que sólo se limita a la reserva y a la partida.

Los cambios Sport Shift, únicos en Chile en este tipo de modelos, se asocian también a la tecnología Yamaha YCC-S, que permite al motor ganar revoluciones cuando éste se encuentra agobiado. El sistema “pellizca” el embrague mediante un motor eléctrico para darle el impulso necesario para salir del embrollo.

Pero hay más cambios en el 1000R SS, que ahora incorpora Launch System, un asistente de partida que entrega un arranque más agresivo y a fondo, ideal para prestaciones de competencia. Esto se suma al sistema de tracción on command, que entrega tres opciones de tracción: simple, doble y doble con diferencial bloqueado sobre el central.

Equipado con un tablero híbrido, volante ajustable en altura con 14,7 centímetros de diferencia, cuatro focos LED adelante semiprotegidos de golpes y un foco grande de varias luces LED atrás, el YXZ 1000R SS mejora también el campo visual, ya que su parte delantera se hace más curva entregando unos 2,60 metros de visión. Además, su asiento también baja en la altura para dar mayor estabilidad.

En motorización, trae un bloque de tres cilindros más compacto y de última generación de 998cc, que entrega 83,5 kW de potencia con un par máximo de 102,9 Nm. Con inyección electrónica, deja de lado la correa CVT por el uso del cardán y tiene una distancia entre ejes de 2,3 metros, más corto que el anterior, entregando así un buen comportamiento en sectores trabados.

El YXZ 1000R SS de Yamaha no viene a reemplazar el modelo anterior, sino que trata de potenciarlo en su oferta y ya está disponible a un precio de $21.590.000, mientras que el modelo 1000R está a $19.990.000.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo