Volvo da un paso de seguridad al futuro con el XC60

El fabricante sueco mejora y añade nuevas prestaciones de prevención de su SUV mediano premium en pos de su gran meta de no tener accidentes en 2020.

Por José Contreras

A Volvo le quedan tres años de plazo para cumplir la ambiciosa meta que se trazó la casa central en Suecia: en 2020, nadie debe morir o resultar gravemente herido arriba de cualquiera de sus modelos. Por esta razón, la marca escandinava sigue trabajando y ya presentó sus principales novedades incorporadas en un modelo que era muy esperado en el mercado.

Se trata del XC60, un elegante y robusto SUV mediano premium y que carga con el rótulo de Volvo de ser el auto más seguro de la gama nórdica, lo que asombra de entrada dado el estatus de seguridad que posee la marca.

Revisando sus novedades, podría jactarse bien de esta calificación. El nuevo XC60 incorpora tres nuevas tecnologías de ayuda y asistencia al conductor para evitar accidentes o daños, todas dentro del programa IntelliSafe de Volvo y cuyo núcleo es City Safety, teniendo en cuenta que, según la marca, más del 80% del tiempo el auto se usa en ciudad.

 

 

La primera nueva tecnología es la Oncoming Lane Mitigation, que ayuda a los conductores a evitar accidentes con autos de carriles continuos. Este sistema se suma al opcional de puntos ciegos (BLIS) que, actualizado ahora con la novedad Steer Assist, previene de colisiones con vehículos que no están a la vista.

Finalmente se encuentra el asistente de dirección Steering Support, que se activa cuando el frenado automático de emergencia no es suficiente para evitar un potencial accidente. Si esto ocurre, el asistente entregará la ayuda necesaria para sobrepasar el obstáculo por delante.

A estas novedades se suman otros elementos como el detector de animales grandes en la vía, el sistema de conducción semiautónoma Pilot Assist y el paquete de seguridad IntelliSafe Surround, que analiza el entorno con una avanzada cámara y sensores que entregan información detallada del camino.

Todo este complejo y evolucionado sistema de seguridad está dentro de un modelo que, además, es muy atractivo en su diseño. Detalles muy elaborados, aspecto novedoso y robusto con un frontal que sigue el camino trazado por la línea 90 y ruedas imponentes son elementos que resaltan en el XC60, además de la ya conocida luz en forma de Martillo de Thor que ilustra su iluminación full LED.

Adentro, es pura elegancia. Asientos totalmente ergonómicos que se adaptan al cuerpo, un habitáculo luminoso y un panel completo pero que redujo al mínimo los botones dejando los necesarios son elementos que resaltan de entrada y que se conjugan en un esquema de acabados en abedul y metal.

En cuanto a motorización, el nuevo Volvo XC60 viene en cuatro motores, todos 2.0 y cinco modelos. La versión de entrada es el modelo Kinetic, disponible en motores T5 bencinero Turbo de 254 hp y 350 Nm y D4 Turbo Diesel de 190 hp y 400 Nm. Después vienen las versiones R-Design con bloque T6 Turbocargado de 320 hp y 400 Nm y Momentum de motor D5 Twin Turbo Diesel de 235 hp y 480 Nm. Cierra la gama el tope de línea Inscription, que también viene con motor D5 Twin Turbo Diesel, pero que incorpora una serie de añadidos, como un sistema de audio Premium Sound Audio by Bowers y Wilkins de 1100W, llantas de aleación de 20 pulgadas y asientos de cuero Nappa Ventilado, entre otros.

De precios, todo parte en los $29.990.000 del Kinetic T5 y pasa por los $31.490.000 del Kinetic D4, $35.990.000 para los R-Design y Momentum, y $42.990.000 para la variante Inscription. Para Chile, la expectativa de venta del XC60, modelo que suma, según Volvo, más de un millón de modelos vendidos en el mundo, es de unas 120 unidades totales en lo que resta del año.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo