Jaguar Land Rover crea su propia tecnología de conducción autónoma

Un Range Rover Sport fue equipado con el sistema Autonomous Urban Drive, que puede hacer funcionar el auto sin intervención humana.

Por José Contreras

En el desarrollo de la conducción autónoma, el grado de intervención humana se mide en una escala de 0 a 5 donde, a menor número, mayor participación del conductor hay. Jaguar Land Rover hizo una fuerte apuesta y su meta es llegar al nivel 5, donde la máquina realiza y decide todo.

Para eso fue la creación de la tecnología de investigación Autonomous Urban Drive, que fue diseñada y desarrollada en el Reino Unido y que da un paso más cerca de la autonomía total del vehículo.

La aplicación de la Autonomous Urban Drive fue usada como prototipo en un Range Rover Sport, que fue testeado por algunos pasajeros que eligieron una ubicación y dejaron que el auto hiciera el resto, eligiendo el mejor camino y transportando a las personas por un complejo entorno urbano creado en el HORIBA MIRA Proving Ground.

Si bien la idea de Jaguar Land Rover es tener vehículos totalmente autónomos, se pretende diseñar autos semiautónomos, para que haya una oferta disponible para el público.

Autonomous Urban Drive da el próximo paso en el desarrollo de las tecnologías de vehículos autónomos y semiautónomos. Sin embargo, no estamos contemplando reemplazar al conductor, sino que dar una experiencia agregada al momento de la manejar”, aseguró el director de investigación e ingeniería de Jaguar Land Rover, Tony Harper.

A finales de este año se espera realizar las pruebas finales de Autonomous Urban Drive; tras eso, y previa aprobación de estos testeos, se harían los primeros experimentos públicos en ciudades reales, como Milton Keynes y Coventry.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo