Patricio Naranjo y sus fierros calientes: “El resto vale menos que cero”

El actual bicampeón de la Total TP Race by Dunlop denuncia un complot en su contra, disparando contra sus rivales y los integrantes de las Comisiones Técnicas de la categoría.

Por Mauro Vidal

En los próximos párrafos no deja títere con cabeza. Pero antes dice que gozó el triunfo mucho más que el primero en la misma categoría donde se coronó el año pasado. Porque de verdad nadie le saca de la cabeza a Patricio Naranjo, actual bicampeón de la Total TP Race by Dunlop, que había una persecución bien armada contra él por parte de algunos rivales y hasta de las Comisiones Técnicas encargadas de hacer velar el reglamento.

“Me acusaron varias veces, me disparaban de todos los flancos. El momento más duro llegó a mitad de temporada cuando en La Serena quisieron bloquearnos la fecha alegando que yo estaba fuera de reglamento. Esto lo digo tanto por mis rivales como por los encargados de las 3 Comisiones Técnicas, ¡que se dieron el lujo de hacer 3 interpretaciones distintas a los mismos reglamentos! Fue una vergüenza, pero la Federación de Automovilismo puso las cosas en su lugar e impidió cualquier modificación a lo que ya estaba escrtito. Porque bien o mal, ya estaba escrito y esas eran las reglas”, descarga el mayor de los hermanos Naranjo y piloto estrella del Team Melhuish.

Patricio Naranjo 2 Patricio Naranjo celebra podio y bicampeonato en Codegua.

Claro que sabe que su revancha fue mucho más dulce y sutil de lo que él mismo había planeado: “Al final, en esa fecha arrasamos con un motor de desarmaduría”, dice sin poder evitar una carcajada fría como cuchillada nocturna.

A la hora del resumen, tampoco se calma mucho. “Mis rivales directos alegan que tuvieron mala suerte y problemas técnicos; que la culata, que el tren delantero y así… Puede ser, y siempre es lamentable que te fallen los fierros”, dice en alusión a sus enemigos declarados, Rodrigo Hernando y Maurizio Bustos, de Citröen by Tobero.

Y remata con otra frase cargada a la pólvora: “En realidad da lo mismo, porque ni aunque hubiesen tenido los autos en perfectas condiciones me hubiesen ganado. Con mi hermano Andrés hicimos una dupla perfecta y tapamos bocas que en su momento estaban muy abiertas”.

Con el bicampeonato en el bolsillo, el histórico 1-2 en Codegua con su hermano y el logro para la escudería Melhuish, Patricio Naranjo afina su futuro.

“No puedo proyectarme porque estoy evaluando una propuesta seria para integrarme a la TC 2000, pero aún no he conversado con Fernando Melhuish, dueño de mi actual team, por lo que prefiero mantener una actitud de respeto por él y mis auspiciadores. Si hasta incluso se me ha cruzado por la mente dejarle el camino abierto a nuevos valores. Soy un hombre de automovilismo y me parece que sería correcto. Sólo que hay un problema: el único con condiciones que viene en el horizonte es mi hermano Andrés, el resto vale menos que cero”, dispara por última vez el mayor de los Naranjo riéndose alegremente como quien contempla las aspaldas del burlado que se va.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo