“Kia”, la chapa de Sergio Jadue en la corrupción de Conmebol

Los dirigentes involucrados con los casos de corrupción que afectan al fútbol sudamericano usaban marcas de vehículos como apodos para recibir sobornos.

Por José Contreras
Foto: Photosport
“Kia”, la chapa de Sergio Jadue en la corrupción de Conmebol

Uno de los detalles más llamativos del escándalo de corrupción que afecta a la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) y que es investigado en Estados Unidos se reveló hoy, cuando uno de los testigos aseveró que, para tapar los nombres de los involucrados, se usaron marcas de autos como chapas.

El empleado de la empresa de marketing deportivo Full Play, Santiago Peña, testificó diciendo que los dirigentes sobornados recibían pagos que iban “dirigidos” a empresas automotrices para desviar la atención.

En el caso de Chile, el sobornado Sergio Jadue era identificado en la maraña como “Kia”, mientras que el resto de los dirigentes tenía otros apodos. Así, el boliviano Carlos Chávez era “Volkswagen”, el venezolano Rafael Esquivel era “Benz” (recortado de Mercedes-Benz), el ecuatoriano Luis Chiriboga era “Toyota”, el paraguayo y entonces presidente de Conmebol Juan Ángel Napout era “Honda”, el peruano Manuel Burga era “Fiat”, el argentino José Luis Meiszner era “Peugeot” y el colombiano Luis Bedoya era “Flemic”.

La decisión de usar marcas de autos se tomó en 2013, cuando los dueños de Full Play pidieron cambiar las iniciales de los sobornados por nombres de fantasía. Así terminaron por elegir los fabricantes, sin que se haya determinado la razón de esta decisión.

En el caso de Jadue y Kia, sólo existe un vínculo público. En 2015, la marca coreana se convirtió en sponsor oficial de la Copa América realizada en el país cuando el calerano era presidente de la Federación de Fútbol y de la ANFP.

Sin embargo, las investigaciones realizadas a Jadue descartaron que éste haya tenido algún Kia en su propiedad. Según el programa Contacto de Canal 13, en 2016, el ex timonel del fútbol chileno tuvo un Changan Benni, un Chery Fulwin; dos Audi, A4 y A6; y un Dodge Durango.

Se espera que Kia haga una declaración oficial hoy para aclarar eventuales vínculos con Jadue y para limpiar un poco la imagen de la industria automotriz, manchada involuntariamente por culpa de la corrupción del fútbol sudamericano.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo