Skoda renueva al Octavia y a su versión deportiva

Modificaciones en el exterior y dos motorizaciones son las cartas con las que el fabricante checo espera mantenerse entre los preferidos de los sedanes medianos.

Por José Contreras

Ya llega a Chile la tercera generación del Skoda Octavia, uno de los modelos más exitosos de la marca y que, gracias a sus importantes reconocimientos, aterriza con importantes expectativas y metas, como la de seguir siendo uno de los preferidos del segmento.

Afuera ya luce algunas novedades, con un contorno más delineado y agudo y un frontal más ancho en su grilla y focos LED. Todo con un toque de elegancia, que se sigue proyectando con las líneas laterales que forman una silueta atractiva y que finaliza con focos en forma de C atrás.

El nuevo Octavia se presentará con cuatro variantes y dos motorizaciones. El primero es de un bloque 1.4 TSI que eroga 150 hp de potencia máxima y 240 Nm de torque; el segundo es 1.6 TDI de 115 hp y 250 Nm. Ambos están asociados a una caja mecánica o una DSG de siete velocidades.

En equipamiento e interior, el nuevo Octavia ofrece una mezcla precisa de comodidad y tecnología. Sus niveles de confort y la buena renovación del habitáculo se conjuga con el nuevo sistema de infotainment compatible con MirrorLink, Android Auto y Apple CarPlay.

Además, se destacan elementos como volante multifunción deportivo en cuero, guantera refrigerada, control por voz, climatizador Bi-Zona, ochos parlantes de serie, regulación automática para alcance de faros LED, control de velocidad crucero, sunroof, sensor de aparcamiento delantero y trasero, y asistente de estacionamiento con cámara para las versiones más altas, entre otros.

En seguridad, se equipa con airbags frontales para conductor y acompañante, laterales delanteros y de cortina, frenos ABS con sistema electrónico de estabilización, control ASR, sistema de arranque/parada con recuperación de energía, control de asistencia para arranque en pendientes, dirección asistida (Servotronic) y sistema Kessy con botón de encendido y apagado como opcional, entre otros.

Pero no es todo, porque Skoda no se olvida de su variante deportiva, la VRS, y también la mejora.

Con un motor turbo 2.0 TSI de 230 hp de potencia máxima y un par máximo de 350 Nm, acompañado de una transmisión DSG6, el modelo es capaz de alcanzar los 250 km/h con una aceleración de 6,7 segundo para llegar de 0 a 100 km/h.

El Octavia VRS posee un look más expresivo con elementos precisos para la versión sport. Su frontal de cuatro focos LED y una grilla glossy black destaca adelante, mientras que atrás domina su spoiler.

De equipamiento, el VRS ofrece además llantas de aleación de 18” Gemini, sistema Start & Stop con recuperación de energía, sistema de conducción Green Tee en interior, que permite aumentar los niveles de eficiencia y menores emisiones; y sistema Kessy con función de encendido y apagado. Adentro, sus asientos delanteros deportivos y tapiz alcántara con el volante multifunción de cuero destacan.

El nuevo Skoda Octavia llega a un precio de entrada de $12.990.000 y su versión VRS estará a $19.990.000.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo