Volkswagen presenta el Virtus, su primer auto con toque latino

El sedán, evolución del nuevo Polo, está hecho completamente en Brasil y presenta importantes modificaciones en lo técnico y lo tecnológico, ocupando inteligencia artificial.

Por José Contreras

Volkswagen es una de las marcas líderes en Brasil y el país es uno de los sitios donde la marca alemana está bien arraigada, tanto en vehículos livianos como pesados. Hace unos meses, allá se presentó en camiones la nueva línea Delivery y ahora es el turno de los autos pequeños. El elegido fue un modelo 100% latino.

Se trata del Volkswagen Virtus, un sedán mediano que aparece como una evolución del Polo y que se ubica bajo el Bora, por tamaño. Revelado en Sao Paulo y diseñado y producido íntegramente en Brasil, su construcción se basa en la plataforma modular MQB y presenta interesantes añadidos.

El Virtus viene con un motor común 200 TSI que genera 128 o 115 cv de potencia, dependiendo del combustible que use, ya sea etanol o gasolina. A este bloque se le asocia una caja automática Tiptronic de seis velocidades.

Su estructura crece 85 milímetros, lo que repercute en el espacio interior, ya que el Virtus se ve y se siente mucho más amplio en los asientos. Además, el maletero, cuya capacidad inicial es de 521 litros, puede ganar mucho gracias a la abatibilidad de la fila trasera y también del asiento del copiloto, una de las novedades del modelo.

Sin embargo, es en el equipamiento donde el Virtus apuesta en grande. Para dar un paso más allá en la interrelación entre auto y conductor, Volkswagen trabajó con IBM y su programa de inteligencia artificial Watson para crear una plataforma que permite tener todo al alcance de la mano. O de la voz, en este caso.

Así, el Virtus ofrecerá un “manual cognitivo”, que es un asistente basado en IA que agrupa todos los contenidos de un manual impreso, pero con la facilidad de resolver todas las dudas en el instante. Por ejemplo, mediante el teléfono se pueden enviar imágenes de alguna eventual falla o testigo del tablero y el “manual” contestará en el acto qué es y cómo se podría solucionar el problema.

En seguridad, el Virtus también presenta novedades tecnológicas, ya que uno de sus principales extras es el freno automático post-colisión, que detiene el auto en un choque y evita otros en secuencia. A esto se suman elementos como los frenos ABS con control de tracción, airbags frontales y laterales, dirección con asistencia eléctrica, limpiador automático de discos de freno y, de serie en todas sus versiones, ESC.

Con más de 800 mil unidades planificadas para Brasil y el resto de Latinoamérica, se espera que el Volkswagen Virtus comience a llegar a los mercados de la región durante 2018.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo