Nissan le cambia la cara y el alma a su exitoso Qashqai

El crossover de la marca japonesa centra sus novedades en cuatro aspectos centrales para mantenerse en la línea del éxito que posee hace años.

Por José Contreras

Han pasado diez años desde que Nissan presentó al mundo su crossover Qashqai y de inmediato hubo un flechazo. Desde ese momento, el SUV es un favorito en más de 99 mercados con ventas que superan los tres millones en todo el planeta y un éxito sostenido en Europa, mientras que en América es uno de los más elegidos.

Renovarlo, por lo mismo, no es tarea fácil. Sin embargo, Nissan se la jugó y presentó un Qashqai mejorado en varios aspectos, con nuevos elementos de diseño, tecnología y equipamiento con los que se apuesta a seguir siendo el SUV más vendido de la marca japonesa y el líder del segmento en 2017, con más de un 11% de participación. Son cuatro elementos en los que Nissan centró su trabajo.

El motor es lo único que se mantiene de antes, ya que es un bloque para todas las versiones 2.0 de 142 hp y 200 Nm de torque, con transmisión CVT con modo manual y opción 4WD. Pero también hay novedades aquí: se suma el ECO Mode Driving, que permite que el computador asista al manejo del conductor para mejorar su eficiencia en el consumo.

Adentro, el nuevo Qashqai se ve y siente mejorado. Los asientos fueron renovados completamente y confeccionados con una mezcla de tela y cuero, adoptando el estilo Monoform que mezcla confort y deportividad. Su línea trasera es espaciosa y versátil, ya que sus asientos pueden ser abatidos para aumentar el maletero que parte en los 430 litros de capacidad.

A esto se le suma un volante de nuevo diseño en D y que ya venía en otros modelos como X-Trail, además de ser más ancho para mejor agarre y de tener un centro más pequeño para mejorar la visión del tablero.

Afuera, Qashqai crece 17 milímetros y cambia su cara, ya que el frontal luce la que será la máscara distintiva de los modelos de Nissan, la V-Motion, que resalta con un cromado en V que guarda, de paso, cámaras y sensores.

También hay novedades en el diseño de neblineros y focos, mientras que atrás el parachoques trasero toma una forma más contemporánea y hace juego con las luces traseras LED más opacas y en forma de boomerang que dan mucho estilo.

En cuanto a tecnología, la Nissan Intelligent Mobility se apropia de Qashqai. Esta generación del SUV incorpora sensores y asistentes nuevos, como cámaras en 360º, focos que se prenden o apagan automáticamente con la luz ambiente y asistente de frenado de emergencia en caso de eventuales colisiones. Además, mantiene los asistentes de trazado y de tracción, además del frenado de motor. Por el equipamiento, en tanto, según versión ofrecerá un sistema de navegación touch-screen con pantalla de 7 pulgadas.

Todo esto ayuda también a brindar una sensación renovada en el manejo. El habitáculo optimizó su insonorización añadiendo más material aislante en puertas delanteras y detrás de los pasos de rueda atrás. Su confort, en tanto, también mejora ya que Qashqai viene con amortiguadores rediseñados y su barra antivuelco mantiene el rendimiento y deportividad.

La nueva Nissan Qashqai está disponible en cuatro versiones: Sense MT (caja manual de seis velocidades y tracción delantera) a $14.300.000; Advance MT (caja manual de seis velocidades, tracción delantera y aleación de aluminio de 18”) a $15.690.000; Advance M-CVT (caja CVT y tracción delantera) a $16.690.000; y Exclusive M-CVT (caja CVT y tracción 4WD) a $19.390.000.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo