El buque insignia de Mercedes-Benz se renueva

La Clase S, sinónimo de elegancia y máximo confort, llega con nuevas y extraordinariamente eficientes motorizaciones.

Por Pablo Vargas Zec

La nueva Clase S de Mercedes-Benz sale a la calle para cerrar un año exitoso para el fabricante alemán. Esta nueva generación llega con varias novedades, que resaltan el lujo, comodidad propios de estos modelos, a lo que se suma la gran eficiencia de una gama totalmente nueva de motores plagados de tecnologías innovadoras. Además, el Intelligent Drive sigue evolucionando hacia la conducción autónoma.

El líder indiscutido del segmento superior vuelve a establecer nuevos parámetros de referencia en cuanto a confort y bienestar, tradición que lo ha llevado -desde el año 2013 a la fecha- a vender más de 300 mil unidades de la serie.

La nueva Clase S celebran su estreno tres motores completamente nuevos, dos grupos de seis cilindros en línea (diésel y de gasolina) y un nuevo V8 biturbo bencinero. A nuestro país llegará la motorización de 6 cilindros en línea diésel y el V8. En los planes ya está en proyecto un híbrido enchufable, con una autonomía en modo eléctrico que rondaría los 50 kilómetros, distancia que supera el promedio requerido para uso diario.

En este lanzamiento de la casa de Stuttgart, celebran su primicia mundial tecnologías avanzadas como el alternador de arranque integrado (ISG) de 48 voltios y el compresor adicional eléctrico.

El buque insignia de Mercedes-Benz vuelve a dar un importante paso hacia la conducción autónoma y eleva el concepto Intelligent Drive. El asistente activo de distancia DISTRONIC y el asistente activo de dirección ayudan al conductor de forma aún más confortable a mantener la distancia de seguridad y el guiado del vehículo. Por ejemplo, adaptando automáticamente la velocidad en curvas o al acercarse a un cruce o a una rotonda.

En 2013, la Clase S se convirtió en el primer automóvil con alumbrado exclusivamente a base de LED. Los faros Multibeam LED, con luces de carretera Ultra Range se incluyen en el equipo de serie. Este sistema de iluminación genera la máxima intensidad luminosa permitida por la legislación, lo cual significa que la luminosidad de las luces de carretera no desciende por debajo del valor de referencia de 1 Lux hasta una distancia superior a 650 metyros. Para el conductor esto supone un claro aumento de la eficiencia lumínica de los ya excelentes actuales sistemas.

Las luces de carretera automáticas Plus forman parte del sistema. Este equipo permite circular permanentemente con las luces de carretera encendidas sin encandilar a otros usuarios de la vía. Los LED del módulo de luces de carretera se desconectan parcialmente, excluyendo del cono de luz los vehículos precedentes o que circulan en sentido contrario. La luz de carretera ilumina todas las áreas restantes de la calzada (luz de carretera parcial).

Otra primicia es el control de confort Energizing. Este equipo opcional conecta entre sí diferentes sistemas del vehículo —entre otros, la climatización, la luz de ambiente y las funciones de masaje o ambientación—, y permite así un ajuste específico de bienestar en función del estado de ánimo o de las preferencias momentáneas del cliente. De este modo mejora el bienestar y la concentración durante el viaje.

El desarrollo de la nueva Clase S ha sido extremadamente extenso, como se refleja en los más de 1.600 componentes optimizados que se han incorporado en ella.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo