Volkswagen Polo vuelve en su renovada sexta generación

Más dinámico y atractivo, con un diseño hecho casi a pedido y con tecnología de primer nivel aterriza en el país el icónico modelo de la marca alemana.

Por José Contreras

El número que manda es el seis. En su sexta generación, el Volkswagen Polo llega a Chile con seis versiones y una sola tarea en mente: seguir conquistando a los usuarios y seguir siendo uno de los más emblemáticos modelos de la marca alemana.

La nota a la que el fabricante aspira no es el 6, en todo caso, sino que el 7. Para eso, son varias las novedades que incorpora este nuevo Polo, que se centrará finalmente en una versión tipo hatchback, para dejar paso en los sedanes al Virtus, próximo a llegar a Chile.

Desde afuera el Polo ya da sorpresas. Su diseño dinámico y agresivo tuvo una importante “asesoría” en los clientes, quienes dieron sus opiniones sobre cómo mejorar la presencia y la estampa del auto. Líneas robustas, frontal más ancho con pliegues en el capó que dan un toque deportivo y focos que entregan una idea de amplitud forman el look.

Basado en la plataforma modular MQB de Volkswagen, el nuevo Polo crece y supera los cuatro metros de largo, con una distancia entre ejes de 2,565 metros que permite un mejor uso del espacio interior. Es ahí donde la marca pone su énfasis, no sólo en un habitáculo más cómodo, sino que en la disposición de los elementos.

Así, el panel central posee un orden que ayuda a entregar una sensación envolvente con mayor conectividad, destacando su sistema de infotainment en la parte superior del panel justo en la línea de visión del conductor, lo que entrega una visión directa.

Este sistema de infotainment dependerá de la versión, pero en todos tendrá importantes añadidos. Su versión tope de línea Limited llevará por primera vez en Volkswagen el Active Info Display de 10,2 pulgadas, un tablero de control de instrumentos de última generación y totalmente digital, que entrega información del computador a bordo y gráficos hasta en 3D, entre otros elementos.

En cuanto a motorización, el nuevo Polo tendrá un bloque común EA211 de aluminio que permite bajar hasta en un 30% el peso del auto. Este motor es un cuatro cilindros 1.6 MSI de 110 hp y 155 Nm, que además reduce las emisiones de dióxido de carbono en un 20%. Sus transmisiones son dos: una mecánica de cinco y una automática de seis velocidades con caja secuencial Tiptronic y que, desde la versión medio alta Highline, tiene paddle shifts en el volante.

Con cinco estrellas por Latin NCAP, el nuevo Polo ofrece altos estándares de seguridad. Es el único del segmento en contar con cuatro airbags de serie, posee frenos ABS, regulación del motor, sistema de estabilización electrónico, control de tracción, cámara de retroceso y sensores de estacionamiento delantero y trasero, entre otros. Además, por su protección a los peatones en accidentes, el Polo recibió la distinción Advance Award.

Disponible en siete colores, el Volkswagen Polo está a precios que parten en los $8.990.000 para la versión Trendline MT y que siguen así: $9.990.000 para la Confortline MT, $10.990.000 para la Confortline AT, $11.490.000 para la Highline MT, $12.490.000 para la Highline AT y $14.190.000 para el tope de línea Limited AT.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo