Con manos sudamericanas llega Borgward al Dakar 2018

El fabricante de origen alemán apuesta a un binomio peruano-argentino para su primera incursión en la prueba, que además es su ingreso a Sudamérica.

Por José Contreras

La historia de Borgward se puede dividir en tres. La primera es el nacimiento de la marca en Alemania, gracias a su fundador Carl Borgward en 1929 y que, en una controvertida situación, quebró en 1961, dejando a países como Argentina y México sin producción local, donde modelos como el Isabella eran furor.

La segunda es la resurrección de la compañía, obra del nieto de Carl, Christian, quien, ayudado por un alemán y con financiamiento chino, reflotó la marca. Eso fue en 2008 y la cúspide de ese “revival” llegó en 2015 con la presentación de su primer auto en 50 años, el BX7.

La tercera y última etapa puede comenzar el próximo año, cuando la marca haga un dos-por-uno, llegando a Sudamérica y presentándose en la 40ª edición del Dakar, que parte en enero en Perú.

La marca competirá con un prototipo del BX7, el llamado BX7 DKR, que fue presentado hace unos días. La elección de la marca fue a la segura, con dos nombres del barrio y que conocen al detalle los complejos caminos de la prueba: el peruano y piloto oficial del equipo Nicolás Fuchs al volante y el argentino Fernando Mussano en la hoja de ruta.

Somos conscientes de las dificultades que el Dakar ofrece a sus participantes. La calidad de nuestros autos sobrepasará todos los obstáculos con un alto desempeño probando su alta calidad y resistencia en diferentes geografías y condiciones climáticas”, apostó el vicepresidente de ventas y marketing de Borgward, Tom Anliker.

El Dakar 2018 comienza el 6 de enero en Lima y culmina el 20 del mismo mes en Córdoba, Argentina, tras una pasada por Bolivia, donde estará el día de descanso el 13 en La Paz.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo