Cabrera busca meterse por primera vez entre los 30 mejores

El piloto de Coyhaique se alista a largar su sexto Dakar consecutivo, con la esperanza de superar su mejor registro histórico.

Por Pablo Vargas Zec

Patricio Cabrera es el piloto chileno que ha logrado finalizar el mayor número de Dakar en la categoría motos desde que se corre en América. Con cinco participaciones y cuatro carreras finalizadas, a sus 27 años quiere seguir haciendo crecer su currículo en el rally cross country más duro del mundo.

Desde Paraguay, mientras realiza el último chequeo a su equipo para partir rumbo a Lima, Cabrera resalta que, en cada aventura dakariana, destaca por su entrega sobre la moto. “Mi mayor cualidad es la valentía, la garra que tengo. Soy un perro, siempre voy a fondo y nunca aflojo. El trabajo físico es lo que me entrega confianza y, cuando todos bajan un poco el ritmo, yo me aplico y saco toda mi fuerza para avanzar”, advierte “Hulk”.

Así, para la edición 2018 del Dakar, junto con sortear con éxito cada jornada, la apuesta es seguir escalando lugares en la carrera y cruzar por primera vez la barrera de los 30 mejores, con lo que conseguiría su mejor resultado, ya que en dos ocasiones concluyó 33º.

“Siempre el primer objetivo es poder terminar la carrera, porque el grado de complejidad diario es altísimo, donde cualquier error puede ser un factor que te deja fuera de competencia. Controlando de buena manera el desempeño en cada jornada, la mira está en lograr meternos entre los 30 primeros”, comenta el oriundo de Coyhaique, quien agrega que “se espera que esta 40ª edición del Dakar sea una de las más complejas de las historia; basta pensar en los siete días de dunas que tendrá la carrera, con mucho fesh fesh (o chusca como lo conocemos en Chile), para entender que no será tarea sencilla”.

Para enfrentar el extenuante Dakar 2018 con mejores armas, el piloto nacional se ha preparado desde que finalizó la versión anterior. Junto al apoyo de importantes auspiciadores como Cidef, Kawasaki, Usach, Máxima, y el Gobierno Regional de Aysén, entre otros, tuvo un movido primer semestre, disputando carreras a nivel latinoamericano, mientras que durante la segunda mitad del año se volcó a preparar su participación en el rally, que se extenderá desde el 6 al 20 de enero.

“El segundo semestre estuve enfocado totalmente en el Dakar; fueron muchas horas de entrenamiento en moto, combinado con tres jornadas diarias de entrenamiento físico, liderado por mi entrenador Paulo Morales y el equipo SpeedWorks”, señala el piloto.

Su compañera mecánica desde siempre ha sido de la familia Kawasaki. En este desafío irá sobre una KX450, modelo que ahora incorporará un kit que le permite llevar dos estanques, para una capacidad de 30 litros, lo que le entrega una autonomía cercana a los 300 kilómetros. Además, en relación al año pasado, en esta oportunidad cuenta con mejoras a nivel de suspensión, de la mano de la empresa PWorx.

El fuerte de esta moto son los caminos complejos y las zonas irregulares y trabadas, con mucha piedras, cualidades que se combinan con las grandes habilidades físicas de Cabrera, quien ya se encuentra rumbo a Lima para sorprender en su sexto Dakar consecutivo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo