La colaboración entre Sandia Labs y Goodyear cumple un cuarto de siglo

El laboratorio de alta tecnología, operado por el Departamento Nacional de Seguridad de Energía Nuclear de Estados Unidos, ha sido clave en el desarrollo de la industria de neumáticos.

Por Pablo Vargas Zec

Este mes, la colaboración entre los Laboratorios Nacionales Sandia -el laboratorio de alta tecnología, operado por el Departamento Nacional de Seguridad de Energía Nuclear de Estados Unidos- y la empresa Goodyear, uno de los líderes mundiales de la fabricación de los neumáticos, cumple 25 años, donde se ha trabajado para crear programas de computación para ingeniería mecánica usados en el desarrollo de neumáticos de la más alta calidad.

“Un neumático es un sistema complejo. Representa, sin duda, uno de los retos más grandes para la mecánica por computador. Y eso es algo que en Sandia conocemos bien”, dice Susan Seestrom, directora del departamento de investigación de Sandia.

Esta colaboración le ha permitido a Sandia mejorar sus herramientas de software y perfeccionar sus habilidades para aplicaciones en sus misiones, al mismo tiempo que ayuda a solucionar los retos relacionados al diseño de los neumáticos Goodyear.

“Es muy complejo el modelar y simular el desempeño de un neumático, más aún bajo condiciones de temperatura, uso y presión diversas”, afirma Chris Helsel, director de tecnología de Goodyear. “Nuestro trabajo computacional con Sandia representa una enorme ventaja competitiva para Goodyear, al permitirnos diseñar y ofrecer al mercado productos y servicio de alto desempeño en una economía digital”.

Goodyear reconoce que gracias a la colaboración con Sandia se han reducido los tiempos de desarrollo de nuevos productos, mejorando los procesos de fabricación y economizando en costos, tanto operativos como técnicos. Lo que se traduce en ventajas competitivas en una industria compleja.

Sandia y Goodyear firmaron un acuerdo de Cooperación en Investigación y Desarrollo (CRADA, por sus siglas en inglés) en 1993, cuando la transferencia de tecnología de los laboratorios nacionales estaba en su apogeo.

“La transferencia de tecnología era una gran oportunidad para los laboratorios”, afirma Mary Monson, gerente senior de alianzas tecnológicas de Sandia. “Al mismo tiempo, Goodyear se interesó por nuestro avanzado software de ingeniería mecánica desarrollado para los programas de armas nucleares, y pensó que podía aplicarse en el diseño de neumáticos. En lugar de fabricar y probar tres o cinco prototipos antes de poder producirlos, podían usar nuestros códigos de computación para desarrollar un neumático”.

Uno de los primeros logros de esta alianza fue la Goodyear Assurance TripleTred, un neumático para todo tipo de clima, único en su género. Fue un gran éxito comercial para Goodyear, un neumático de alto desempeño que respondía a las necesidades de los conductores, ganador de varios premios de diseño.

Gracias a las herramientas de modelo por computación y pruebas predictivas desarrolladas junto con Sandia, este neumático fue llevado del concepto hasta el mercado de consumo en menos de un año.

Una amplia gama de tecnologías de laboratorio han sido claves en la alianza Sandia-Goodyear CRADA, incluyendo desde mecánicas computacionales, geometría y mallas sofisticadas, simulación por computadora y verificación, dinámicas de neumático y estructurales, entre otras.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo