Europa se pondrá más duro con las pruebas contaminantes

Desde 2020 regirá la nueva normativa que espera evitar episodios como el Dieselgate de 2015, donde las marcas falsearon datos de emisiones.

Por José Contreras

El llamado Dieselgate, caso en el que marcas de autos decidieron falsear datos de las emisiones contaminantes de sus vehículos, caló hondo en la Unión Europea. Por eso, el organismo decidió ponerse más severo con la normativa para evitar nuevos casos como ése.

Así, desde 2020 comenzará a funcionar el nuevo reglamento que antes debe ser aprobado por los estados miembros de la Unión y por la Eurocámara. La propuesta busca crear un mejorado pero más riguroso sistema de homologación, haciendo más duros los controles antes de la homologación y durante el funcionamiento de los autos en las calles.

Además, se planea crear un sistema de supervisión de los mismos organismos que hagan los controles, los que deben ser auditados periódicamente por entes independientes.

En cuanto a los castigos, la novedad radica en quién recibirá la sanción. Antes, las autoridades europeas reprendían a los países y éstos a los fabricantes. Ahora, el castigo será directamente a la marca y la multa será de 30 mil euros por cada unidad que infraccione la norma. Para eso, se testeará un auto al azar por cada 40 mil que estén en circulación.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo