Si un Golf nunca fue aburrido, el nuevo R llega a sumar emoción

La versión más deportiva del exitoso modelo de Volkswagen arriba a Chile no sólo con nuevo motor, mucha potencia y grandes prestaciones, sino que a un atractivo precio.

Por Pablo Vargas Zec

El nicho de los deportivos vive una primavera en pleno verano. Y es que a la llegada del Ford Focus RS, es Volkswagen quien ahora estrena su perla en el mercado chileno: ya está en suelo nacional el Golf R.

Según Mario Valdovinos, gerente de la marca, contar con el más rápido de la familia Golf costó tres años de negociaciones con la fábrica. Y no sólo eso: también significó el compromiso de traerlo con todo el equipamiento disponible.

Así, después de muchas idas y vueltas, Chile se convierte en el cuarto mercado de las Américas, después de Canadá, Estados Unidos y México, en tener a la venta el Golf R.

Sólo 18 unidades componen el primer embarque, que seguro se agotará en poco tiempo.

Esta serie R es la tercera generación del modelo nacido para conmemorar –hace 15 años- el éxito del Golf GTI. La idea de VW era construir el auto más potente de la familia agrupada bajo ese significativo nombre, y fue bautizado como R debido a su motor Reihen (que significa motor de desplazamiento transversal) de 3,2 litros y 24 válvulas, cuyo prototipo fue denominado GOLF R32 y quedo inmortalizado como el R32.

El nuevo Golf R, eso sí, ya no es de 3.200 cc. Cuenta con un propulsor de 2 litros TSI, que ofrece atractivos y seductores 310 caballos y 400 nm de par, con aceleración de 0 a 100 en sólo 4,6 segundos, y una caja automática de siete velocidades y doble embrague DSG. Además, cuenta con tracción integral de última generación, liviana y dúctil.

Con todo ese pack mecánico, la diversión está asegurada.

Sin embargo, este Golf R no se queda en eso. Suma atractivos detalles en parachoques y faldones delanteros, en las tomas de aire y difusores, que enfatizan su espíritu rebelde. Si bien las dimensiones exteriores son prácticamente iguales a las de sus hermanos, el R es levemente más bajo.

Llega con llantas de aleación ultraligeras de 19 pulgadas de perfil bajo de color Pretoria Black, mientras que en el interior está lleno de detalles, como marcadores específicos de la serie R, pero sin dejar de lado el contenido tecnológico, con una pantalla central de 9,2 pulgadas, con navegador, App Connect –sistema específico de VW- y que exhibe la información de la cámara de retroceso y los sensores que posee, además de controlar el moderno sistema de audio danés Dynaudio.

Frente al piloto, la pantalla de 12 pulgadas aporta toda la información para el manejo deportivo, entre otras funcionalidades de un Golf R que cuenta con todo tipo de accesorios que facilitan la conducción, el confort y la seguridad, desde sunroof a los detectores de fatiga, de punto ciego, de cambio de carril o de luces.

Con siete airbags, control de estabilidad, de tracción y frenos multicolisión, el Golf R de tercera generación no deja detalle al azar. Es, sin duda, un auto deseable. Un deportivo encantador.

Llega en ocho colores, incluyendo el nuevo amarillo cúrcuma, a un precio atractivo para el segmento: 29.990.000 pesos.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo