Jaguar aspira a extender el buen momento

Nelsinho Piquet espera seguir sumando puntos grandes en la carrera santiaguina.

Por Pablo Vargas Zec

Ilusionados. Así se podría describirse el estado de ánimo de los pilotos del Panasonic Jaguar Racing, que llega a Santiago con la esperanza de escalar posiciones en el campeonato de la Fórmula E, con Nelson Piquet Junior como líder de filas. El brasileño, primer campeón de la serie eléctrica, está seguro que la capital chilena puede entregarles importantes puntos.

El expiloto de F1, “las diferencias de manejo son mínimas, los procedimientos y la puesta a punto es similar a la de cualquier auto de carrera”, comenta al comparar las diferencias entre un monoplaza con motor a combustión de uno eléctrico. “La diferencia está en el motor, en rigor, en el tipo de mecánica”, profundiza, antes de llegar al detalle: “la diferencia real es que se trata de eventos de un día, y todo pasa más rápido,y esa es la razón que nos hace trabajar diferente”.

En su primera temporada con el equipo inglés, Piquet dice que su adaptación a Jaguar “ha sido fácil, la relación con el equipo es muy agradable y fluida. Pasamos mucho tiempo con los ingenieros, y conozco a muchos de ellos de categorías anteriores. Todo ha sido excelente. Y con los resultados siendo favorables es aún más agradable”.

Por su parte, su compañero de equipo, el neocelandés Mitch Evans, dice que aún no han podido estar en el circuito, y sólo lo conocen a través del simulador, pero asegura que se ve “entretenido y desafiante, además de bastante largo”, con sus dos kilómetros y medio de extensión.

En lo técnico, el I-Type II de Panasonic Jaguar Racing está equipado con un motor-generador MGU (Motor Generator Unit) con una potencia máxima de 200 kW, lo que equivale a unos 270 hp, y que permite alcanzar velocidades de 225 km/h. Este vehículo logra los 100 km/h en menos de tres segundos. Asimismo, el monoplaza está equipado con una suspensión delantera de doble horquilla accionada por varilla de empuje, con amortiguadores dobles y barras de torsión.

En la parte trasera se encuentra un sistema de suspensión con resorte en espiral con amortiguadores de cuatro posiciones. La altura de conducción, los amortiguadores, la inclinación y la convergencia de las ruedas, y las barras antivuelco, se pueden ajustar para optimizar la configuración para cada circuito.

El monoplaza también cuenta con sistema de frenado regenerativo. No obstante, se requiere una potencia de frenado adicional en las curvas a baja velocidad. Los frenos de carbono del I-Type II reducen inmediatamente la velocidad innecesaria mediante dos sistemas hidráulicos diferentes, lo que permite al conductor ajustar el equilibrio entre la parte delantera y trasera.

Un juego de neumáticos Michelin de 18 pulgadas con banda de rodado proporciona una adherencia óptima para las velocidades de competición tanto en superficies secas como húmedas.

Para convertir el par instantáneo de la unidad de potencia en aceleración instantánea, el I-Type II dispone de una caja de cambios secuencial de dos velocidades Jaguar Racing accionada mediante levas. Las relaciones de marchas concebidas por Jaguar Racing proporcionan el camino más rápido y suave desde la salida de la parrilla hasta alcanzar la máxima velocidad.

El sistema de almacenamiento de energía recargable (RESS) es una batería de alto voltaje refrigerada por líquido que proporciona energía a la unidad de potencia. Antes de la carrera se carga externamente, pero también se carga durante la competición mediante el frenado regenerativo, que puede conseguir una cantidad de energía suficiente para completar siete vueltas durante una carrera.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo